Los bancos no cobrarán comisiones por recibir transferencias hasta ver la reacción de los clientes

Actualizado 24/08/2007 2:01:11 CET

MADRID, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

La mayoría de bancos españoles no han recogido aún en sus folletos la posibilidad que les brinda el Banco de España desde el pasado 17 de octubre de cobrar a sus clientes por recibir una transferencia, ya que la mayor parte están todavía a la expectativa de conocer como recibirá la opinión pública y los clientes los primeros movimientos al respecto, iniciados fundamentalmente desde cajas rurales y de ahorros, informaron ayer a Europa Press fuentes de las entidades.

La entidades no tienen aún una decisión tomada al respecto y en su mayoría se declaran a la expectativa y sin un calendario prefijado a la hora de optar por una posibilidad u otra. El Banco de España, por su parte, recalca que la opción de cobrar por recibir una transferencia es sólo eso, una opción, y que depende de la política comercial de cada entidad.

El nuevo sistema 'share' o de pago compartido establece la posibilidad de tarifar comisiones por recibir transferencias, excluyendo el pago de nóminas, pensiones u otro tipo de prestaciones, la devolución de impuestos y otros pagos similares, frente al modelo tradicional español, donde sólo paga por una transferencia el que la efectúa.

La decisión de abrir la puerta a las entidades para que cobren este tipo de comisiones tiene como objetivo evitar que se encuentren en desventaja respecto al resto de bancos europeos, pues con el establecimiento de la Zona Única de pagos europea (SEPA) y en caso de no permitirse, sería el banco español el que tendría que hacerse cargo del coste derivado de una operación de este tipo ordenada desde un banco extranjero.

Ahora los bancos se debaten entre repercutir el coste de la operación sobre sus clientes o asumirlo para evitar el posible descontento de sus clientes. De hecho, es más que probable que muchas entidades no quieran cobrar, pues no lo hacen ya con el precio de las actuales transferencias y de otras comisiones de servicio, caso del Santander y del BBVA, que además ofrecen alternativas para reducir el gasto, como el servicio de tarifa plana del BBVA, que permite evitar el pago de las comisiones más habituales pagando una cantidad fija.

Para poder aplicar esta nueva modalidad de pago, las entidades españoles sólo tienen que modificar su folleto de tarifas para incluir esas comisiones y enviar dichas modificaciones al Banco de España para su preceptivo registro previo. Los folletos han de estar a disposición de los clientes y el Banco de España también los publica en su página web en Internet.

Hasta el momento, ya son 45 las entidades que han incluido esta posibilidad en sus folletos públicos, de las que 36 son cajas rurales, 8 cajas y un solo banco, el BBVA, según avanza en su edición de hoy el periódico 'Cinco Días'.

BBVA, por lo pronto, no hará uso de esta disposición y, como recoge en el propio folleto, el cobro por este tipo de comisiones queda fijado en cero.

Entre las 36 cajas rurales se encuentran las dos mayores, Cajamar y Ruralcaja, mientras que las cajas de ahorro que se han aventurado son BBK, Kutxa, Vital, Caja Rioja, Caja Duero, Cajasur, Caja Granada y Caixa Laietana. En todo caso, algunas de estas entidades, como Kutxa no tienen intención de cobrar por ahora al recibir transferencias.

Europa Press Comunicados Empresas