Actualizado 25/07/2009 20:23 CET

La crisis reduce el número de autónomos extranjeros un 7,8% en el primer semestre, según ATA

MADRID, 25 Jul. (EUROPA PRESS) -

La crisis económica está obligando a cerrar muchas empresas y negocios autónomos y los manejados por trabajadores extranjeros no son una excepción. Según datos de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), un total de 17.465 inmigrantes se dieron de baja en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) durante el primer semestre del año, lo que supone una caída del 7,8% respecto a diciembre de 2008.

Entre enero y marzo, las bajas al RETA fueron 87.039 y de ellas, una de cada cinco correspondieron a trabajadores extranjeros. Al finalizar junio, el número de inmigrantes autónomos que permanecían de alta en este régimen ascendía a 206.691, frente a los 224.156 existentes el 31 de diciembre de 2008.

ATA destacó que los trabajadores autónomos extracomunitarios se están acercando "paulatinamente" a los comunitarios, al acaparar estos últimos el 93% de las bajas registradas en el trimestre (16.239).

Las mayores pérdidas de empleo autónomo entre los extranjeros se dieron en Castilla La-Mancha y Aragón, donde los trabajadores autónomos inmigrantes descendieron un 22,1% y un 16,6%, respectivamente.

Le siguieron La Rioja (-16,5%), Cantabria (-14,6%), Castilla y León (-14,1%), Madrid (-10,7%), Comunidad Valenciana (-10,2%) y Asturias (-8,9%). Por debajo de la caída media nacional (-7,8%) se situaron Navarra (-7,7%), País Vasco (-6,8%), Andalucía (-6,7%), Canarias (-6,2%), Murcia (-5,7%), Cataluña (-4,8%), Extremadura (-2,6%), Galicia (-2,2%) y Ceuta y Melilla (-0,4%). Por su parte, Baleares fue la única que registró un incremento de autónomos extranjeros, con un repunte del 6,6%.

Según los datos de ATA, el 56,7% de los autónomos extranjeros proceden de la UE, frente al 43,3% que presentan nacionalidades extracomunitarias, un esquema que se repite en la mayoría de las comunidades.

RUMANOS, LOS MÁS NUMEROSOS.

Los rumanos representan el 13,7% del total de autónomos extranjeros, seguidos por los emprendedores procedentes de China (12,4%), y de Reino Unido (10,4%). A continuación se sitúan los autónomos procedentes de Alemania (7,1%), Italia (6,6%), Marruecos (6,1%), Francia (4,7%) y Portugal (3,5%).

A pesar de que el colectivo de autónomos rumanos es el más numeroso, ATA advierte en su informe de que ha sido el colectivo más castigado por la pérdida de emprendedores extranjeros, al haber reducido su número de autónomos un 31,8%, seguido muy de lejos por los ecuatorianos (-13,9%). Por el contrario, los autónomos procedentes de China registraron un aumento del 6,9%, lo que se traduce en 1.648 autónomos chinos más desde principio de año.

La construcción ha sido el sector que se ha llevado la peor parte, con un descenso del 20,1% en el número de emprendedores extranjeros, hasta sumar 44.335 a cierre del primer semestre. Prácticamente todos los sectores han registrado caídas en el número de inmigrantes autónomos, salvo comercio (+2,3%) y hostelería (+6,7%) y otras actividades que están tirando mucho del autoempleo, aunque no tienen tradición de ello, como información y comunicación o actividades sanitarias.

Los extranjeros cotizantes al RETA representan el 10,7% sobre el total de afiliados extranjeros a la Seguridad Social. La mayor parte de los inmigrantes están en alta en el Régimen General (67,5%), mientras que el Régimen Agrario aglutina al 12,4%, el del Hogar al (9,1%), y el del Mar al 0,3%.

El presidente de ATA, Lorenzo Amor, destacó que estos datos demuestran que el colectivo de autónomos inmigrantes es el que "con más dureza" está sufriendo la actual crisis económica. "La situación actual refleja la necesidad de apostar por el mantenimiento de la actividad económica y el mantenimiento del empleo como principal receta para salir de la crisis", resaltó.

Europa Press Comunicados Empresas