Publicado 07/03/2022 10:00

La directora de Consolidación de Acerinox, premio NXT Gen Women, anima a las jóvenes a trabajar en el sector industrial

Archivo - La directora de Consolidación de Acerinox, Esther Camós.
Archivo - La directora de Consolidación de Acerinox, Esther Camós. - ACERINOX - Archivo

Afirma que en las fábricas se favorece la conciliación y que las tareas de operario las puede desarrollar también una mujer

MADRID, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

La directora de Consolidación de Acerinox, Esther Camós, que acaba de recibir el premio NXT Gen Women in Finance 2022, ha animado a las mujeres a trabajar en el sector industrial y ha afirmado que, si bien la mayoría de los operarios siguen siendo hombres, esta masculinización podría acabar siendo cosa del pasado.

Esther Camós es la única española entre las mujeres galardonadas en la categoría Senior Finance Leader, que ocupan cargos en Saint Gobain, Shell, Openreach y Tax & Customs.

"Yo siempre recomiendo a las nuevas generaciones de mujeres que trabajen en los grandes grupos industriales", ha dicho en una entrevista con Europa Press. A su juicio, una de las ventajas para los trabajadores del sector industrial es que "favorece mucho la conciliación" entre la vida laboral y familiar, ya que los horarios de las fábricas están muy marcados.

Asimismo, Camós sostiene que se trata de un ámbito muy interesante, que permite desarrollar una carrera profesional a largo plazo y donde se busca fomentar el talento interno y conservarlo porque los periodos de aprendizaje son muy largos.

También ha destacado que "el resultado de lo que se fabrica lo ves". En el caso de Acerinox, ha puesto como ejemplo el nuevo Estadio Santiago Bernabéu, ya que el acero inoxidable que lo revestirá ha sido producido por esta empresa.

LA MAYORÍA DE LAS MUJERES, EN PUESTOS DE OFICINA

Al igual que en el sector industrial en general, en el grupo Acerinox las mujeres siguen siendo una minoría, el 13 %, y la mayor parte de ellas trabajan en las oficinas, donde los porcentajes de hombres y mujeres están más equilibrados.

En cambio, entre los operarios, que son el 70 % de la plantilla, la gran mayoría son hombres. Esto se debe a que ha sido un ámbito tradicionalmente muy masculinizado y aún son pocas las mujeres que se animan a ocupar estos puestos, según Camós.

No obstante, cree que esta situación podría cambiar porque hoy en día las funciones que se hacen en una fábrica, cada vez más automatizadas y digitalizadas, las pueden asumir tanto hombres como mujeres.

En su caso, asegura que en Acerinox, donde trabaja desde hace 25 años, no se ha encontrado obstáculos en por el hecho de ser mujer. De hecho, ha señalado que en esta empresa el género de las personas "nunca ha supuesto una limitación en el desarrollo de la carrera profesional".

Por otro lado, ha resaltado que "la diversidad es una realidad", ya que, al estar presente en cinco continentes, hay empleados de distintas razas, culturas y creencias. Tratar con personas tan diferentes es "un punto a favor", ha manifestado.

Más información

Europa Press Comunicados Empresas