Actualizado 27/02/2006 11:22 CET

Economía/Empresas (Ampliación).- ACS obtuvo un beneficio de 608,7 millones en 2005, un 34,5% más

MADRID, 27 Feb. (EUROPA PRESS) -

ACS obtuvo un beneficio neto atribuible de 608,7 millones de euros en el ejercicio 2005, lo que supone un incremento del 34,5% respecto a 2004, informó hoy el grupo de construcción y servicios.

La cifra de negocio creció un 12% el pasado año y sumó 12.113,9 millones, mientras que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 1.095,5 millones, lo que implica un aumentó del 11,7%.

Las participaciones que ACS tiene en Abertis, Urbis Inmobiliaria y Unión Fenosa, y que consolida en sus cuentas por puesta en equivalencia, aportaron 144,9 millones al beneficio de la compañía, un 53,5% más que en 2004.

En el caso de Fenosa, generó a la constructora 11,4 millones de euros tan sólo en el último trimestre del año y sin contabilizar las plusvalías que la eléctrica obtuvo de la venta de Auna.

En 2005, el grupo que preside Florentino Pérez ejecutó inversiones por un total de 4.216,5 millones de euros, que supone multiplicar por más de tres las del ejercicio precedente. Más de la mitad de este montante (2.422,8 millones) se destinó a la compra de su actual participación del 24,5% en Unión Fenosa.

ACS empleó otro 834 millones en comprar un 7,25% de Abertis y elevar así hasta el 24,8% su participación en este grupo de concesiones, con la que, a cierre de 2005, acumulaba plusvalías de 1.300 millones. Además, invirtió 69 millones en situar en el 24,4% su presencia en Urbis.

En el lado opuesto, la compañía cerró el año con un endeudamiento neto total de 4.264,6 millones de euros, importe que casi triplica el de 2004 y es equivalente al 72,4% del patrimonio neto del grupo.

ACS logró contratos en 2005 por un valor total de 15.105 millones de euros, un 22% más que en 2004, con lo que a la conclusión del pasado año contaba con una cartera de obras y servicios pendientes de ejecutar por un monto total 26.868 millones (+12,3%).

AREAS DE NEGOCIO.

Por áreas de negocio, el tradicional de la construcción siguió constituyendo la principal fuente de ingresos del grupo, dado que el pasado año facturó 5.724,8 millones de euros, un 9,5% más, y el 47% del total de ingresos.

Su cartera de obras concluyó el año en la cifra "histórica", según el grupo, de 9.370 millones de euros, que además es un 9,9% superior a la de 2004 y garantiza 20 meses de actividad.

No obstante, la rama de servicios industriales es la que más creció el pasado año, un 16,8%, hasta facturar los 4.077,4 millones de euros y consolidarse así como segundo pilar de los ingresos.

El aumento del 33% registrado por el negocio de proyectos integrados (instalación de infraestructuras eléctricas) y el del 16,4% de la actividad de sistemas de control (mantenimiento de instalaciones de seguridad viaria y alumbrado público) constituyeron los principales motores de esta actividad.

En cuanto a la tercera 'pata' del grupo, la de servicios y concesiones, ingresó 2.406,5 millones en 2005, un 10,1% más, gracias al "buen comportamiento" de todas las áreas, especialmente la de puertos y logísticas, que creció un 14,8% y la de mantenimiento integral (+10,7%).

Europa Press Comunicados Empresas