Actualizado 08/12/2008 13:25 CET

Economía/Empresas.- Qantas dice que su fusión con British no cuenta aún con garantías y que hay "obstáculos que vencer"

"Sólo una de las transacciones podría producirse", afirma Joyce, con respecto a las conversaciones de BA con Iberia

SYDNEY (AUSTRALIA), 8 Dic. (EUROPA PRESS) -

La fusión de Qantas y British Airways (BA) "todavía no cuenta con garantías" para llevarse a cabo, ya que hay "obstáculos significativos que vencer" como "la ecuación de canje, el fondo de pensiones de BA y la perspectiva económica", aseguró hoy el director general de la compañía australiana, Alan Joyce.

En un comunicado, Joyce confirmó que las negociaciones para una posible fusión siguen su curso, aunque por el momento "sólo hay conversaciones". "No hay ninguna garantía de que la operación pueda concluirse", añadió Joyce.

"Sólo se procederá a la operación, si tenemos la seguridad de que la operación maximizará el valor de los activos para los accionistas de Qantas", apuntó Joyce, quién eludió especificar a sus accionistas los beneficios de la fusión en términos de coste e ingresos.

"La fusión nos permitiría crecer y mejorar nuestros servicios, y obtener un significativo nivel de ingresos y sinergias de costes, lo que iría en beneficio de nuestros clientes, nuestros empleados y nuestros accionistas", aseguró Joyce.

Joyce, que sustituyó en noviembre al anterior director general, Geoff Dixon, explicó que de llegar a un acuerdo la fusión con British Airways se realizaría a través de "una doble estructura de empresa que cotice en bolsa".

En cualquier caso, el director general de Qantas afirmó que la compañía llega a estas negociaciones desde "una posición de fuerza", aunque al igual que el resto de las aerolíneas del mundo tendrá que responder a corto plazo a la actual difícil situación económica.

"Hemos rebajado nuestras expectativas de ganancias para este ejercicio, con respecto al año pasado y hemos tomado decisiones sobre la dotación de personal y la reducción de la capacidad", recordó Joyce, quien señaló que si hay que tomar decisiones difíciles, "se hará". "No debemos sorprendernos si hay muchas pérdidas", añadió.

"Todo que puedo decir es que pase lo que pase Qantas tendrá mayoría australiana, la mayor parte de los empleados será siempre australiana y Australia será nuestra oficina central", concluyó Joyce.

SÓLO UNA FUSIÓN.

La aerolínea británica British Airways podría tener que escoger entre fusionarse con Iberia o con la australiana Qantas. "BA es consciente, como Iberia y nosotros, de que sólo una de las transacciones podría producirse", afirmó hoy Joyce tras un almuerzo, según recoge la prensa local.

British Airways anunció el pasado martes la existencia de negociaciones con la aerolínea australiana Qantas para una fusión, aunque indicó que las negociaciones para su fusión con Iberia "continúan".

La aerolínea británica aseguró entonces que se trata de dos negociaciones que lleva a cabo "de manera independiente", pese a que las dos fusiones "no son sustitutivas" y que las aerolíneas son "complementarias" en rutas.

Las actuales negociaciones entre British e Iberia comenzaron el pasado mes de julio, cuando la aerolínea española dejó de lado posibles acercamientos a Lufthansa y Air France-KLM para centrarse en las negociaciones con BA, su socio comercial y compañero de la alianza Oneworld.

Uno de los escollos es el fondo de pensiones que la aerolínea británica firmó con los pilotos y que suponía una aportación directa de 800 millones de libras (1.210 millones de euros) para sanear dicho fondo, que acumulaba entonces un déficit de 2.100 millones de libras (3.100 millones de euros). El acuerdo incluía una aportación adicional de 150 millones de libras en los siguientes tres años, dependiendo de los resultados financieros de la aerolínea.

Iberia ha acumulado una participación del 9,9% en BA en los últimos meses como parte de las negociaciones, mientras que BA ostenta un 13,2% en el capital de la aerolínea española.

Europa Press Comunicados Empresas