Actualizado 03/04/2007 19:01 CET

Economía/Empresas.La CE intenta relanzar el debate sobre la patente comunitaria sin propuestas sobre régimen lingüístico

BRUSELAS, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea presentó hoy un plan para intentar relanzar el debate sobre la patente comunitaria --que se arrastra desde hace 20 años y está paralizado desde 2003-- pero sin presentar nuevas propuestas sobre las lenguas que se usarán para el registro de las invenciones, cuestión que bloquea el expediente desde el principio.

El Ejecutivo comunitario reiteró que el sistema actual de patentes en Europa es "considerablemente más costoso" que los de Estados Unidos y Japón y ello incide negativamente en la competitividad de la UE, por lo que la "solución más atractiva" sigue siendo una patente comunitaria, un título único de propiedad industrial que surta efecto en todo el territorio comunitario.

Una patente europea concedida por la oficina de Munich que sea válida en 13 países es 11 veces más cara que una patente norteamericana y 13 veces más cara que una japonesa. El sistema actual también dispara el coste de la litigación en diferentes jurisdicciones, que oscila entre los 50.000 y 1,5 millones de euros, algo que no se pueden permitir las pequeñas y medianas empresas, según los datos de Bruselas.

Como primer paso para desbloquear la patente, la Comisión propuso crear una "jurisdicción híbrida" para tratar todos los casos de patentes, tanto las europeas que gestiona la oficina de Munich como la comunitaria si se crea en el futuro. De la primera instancia se ocuparían tribunales nacionales especializados en cada Estado miembro, pero las apelaciones se tratarían en una segunda instancia centralizada. De este modo, el Ejecutivo comunitario intenta hacer una síntesis entre los puntos de vista divergentes de los Estados miembros sobre la cuestión de la jurisdicción.

La propuesta del Ejecutivo comunitario llega a raíz de una consulta pública sobre patentes realizada durante el año pasado y se discutirá por primera vez a nivel ministerial en el Consejo de Competitividad del mes de junio. Bruselas quiere obtener de los Estados miembros un mandato para negociar la creación de esta jurisdicción única de segunda instancia.

Sobre la patente comunitaria, el plan del Ejecutivo comunitario no contiene novedades y se limita a constatar que su creación es una cuestión de "voluntad política" porque "todos los elementos están ya sobre la mesa". Los participantes en la consulta pública consideran que el acuerdo político que alcanzaron los ministros en 2003 sobre el régimen lingüístico, que consistía en trabajar en alemán, inglés y francés pero traducir las reivindicaciones (resúmenes de la patente) a todas las lenguas comunitarias, es excesivamente costoso.

El acuerdo político de 2003 nunca fue confirmado y la Comisión no plantea nuevas alternativas sino que seguirá consultando bilateralmente a los Estados miembros y sólo pondrá una nueva propuesta sobre la mesa si ve que hay un consenso suficiente.

El comisario de Mercado Interior, Charlie McCreevy, destacó a través de un comunicado que las patentes juegan un "papel de motor de la innovación, el crecimiento y la competitividad" y lamentó que "el mercado único de las patentes todavía no esté acabado".

"La consulta que hemos realizado en 2006 ha revelado que la UE debe culminar sus iniciativas, en particular en lo que se refiere a la patente comunitaria y la resolución de conflictos, porque en una economía mundial cada vez más competitiva, Europa no puede perder terreno en un área tan crucial como la política de patentes", remachó.

Europa Press Comunicados Empresas