Economía/Macro.- CEOE advierte de que persisten "males" en la economía y pide un mayor control de los precios en 2007

Actualizado 05/01/2007 13:46:07 CET

MADRID, 5 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) advierte de que la economía española continúa contando con "importantes males y desequilibrios" que inciden directamente sobre la competitividad, por lo que instó a adoptar "medidas inmediatas" que permitan a las empresas españolas mejorar su posición en los mercados internacionales.

En su último boletín interno, al que ha tenido acceso Europa Press, la patronal reconoce que la mejora de la inflación española en 2006 contribuirá a aliviar el "constante deterioro" competitivo que viene padeciendo la economía nacional en los últimos tiempos.

No obstante, avisa de que sería "malo" caer en la "autocomplacencia" y pensar que con la mejora de los precios lograda en 2006 se ha resuelto el problema competitivo.

Por ello, señala que el control y reducción de la inflación es un "paso importante" que debe ser complementado a lo largo de 2007 y ejercicios venideros mediante políticas que impulsen el crecimiento y el empleo.

Entre dichas políticas, la organización presidida por José María Cuevas cita el fomento de la I+D+i y de las infraestructuras, sin olvidar la necesidad de prestar más atención al mantenimiento de un mercado "más unido y cohesionado".

"Esta será sin duda la mejor manera de lograr mejorar en competitividad y confirmar el potencial de prosperidad que atesora este país", subraya.

NUEVAS SUBIDAS DE TIPOS.

Para la CEOE, la capacidad de las empresas españolas de competir en los mercados internacionales será un "factor determinante" en 2007 ante la previsión de que se desacelere la demanda nacional y se registre un menor crecimiento exterior.

De hecho, de acuerdo con las últimas estimaciones de la OCDE, el menor empuje de la demanda interna provocará que el crecimiento de la economía española descienda en 2007 hasta el 3,3%.

La patronal apunta que el endurecimiento de la política monetaria y fiscal, como la subida del IVA en Alemania, y el "deterioro" de las expectativas de los consumidores "pesarán sobre el ritmo de avance de la demanda interna" en las economías europeas.

En cuanto al caso español, la organización empresarial afirma que, pese a la ligera desaceleración del consumo y de la inversión residencial, el crecimiento de la economía continúa asentado en la demanda interna.

En su opinión, el endurecimiento de las condiciones financieras que llevó a cabo el Banco Central Europeo (BCE) en 2006 continuará "previsiblemente" en 2007, limitando la demanda de inversión residencial y reduciendo el margen de renta disponible de las familias para el consumo.

Ante ese escenario, la CEOE asegura que la capacidad de las empresas españolas para competir en los mercados internacionales determinará, en gran medida, la evolución de las exportaciones y, por tanto, la aportación del sector exterior al crecimiento de la economía.

Europa Press Comunicados Empresas