Economía/Textil.-Bruselas podría imponer antes de abril una tarifa para limitar las importaciones de calzado desde China

Actualizado 02/02/2006 20:12:22 CET

BRUSELAS, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

La Comisión Europea podría imponer como muy tarde hasta el mes de abril medidas preventivas de antidumping para frenar las importaciones de calzado desde China a la Unión Europea (UE) como procedimiento intermedio a la conclusión a la investigación que lleva a cabo actualmente.

Fuentes comunitarias indicaron que si se llegara a dar este caso es "casi seguro" que las medidas consistirían en la fijación de una tarifa para disminuir la diferencia entre el "precio justo de mercado" y el que aplican los exportadores chinos y también de Vietnam e India, países a los que la Comisión investiga igualmente, por presunta venta de calzados a un coste inferior al de producción.

En julio del año pasado Bruselas inició simultáneamente dos investigaciones para determinar si estos tres países importan calzado a un coste menor que el de producción al mercado europeo. Uno de los procedimientos se lleva en relación a las ventas zapatos de piel desde China y Vietnam y la segunda sobre calzado reforzado que utilizan los trabajadores de la construcción y que, junto a China, implica también a India.

A pesar de que fuentes comunitarias indicaron hoy que por el momento los análisis siguen su curso, recordaron que la legislación antidumping de la UE prevé la posibilidad de que la Comisión imponga "medidas preventivas" en los primeros nueve meses después de iniciada la investigación y aunque ésta no haya concluido. Como el análisis sobre los calzados empezó el pasado mes de julio, la Comisión podría hacer efectiva esta disposición hasta abril de 2006.

Las fuentes apuntaron, sin embargo, que la existencia de esta posibilidad no quiere decir que la Comisión vaya a imponer las medidas preventivas y que, en cualquier caso, esto no podría producirse antes de que haya terminado un "análisis técnico completo" de cuál es la realidad de este comercio, algo que todavía no ha sucedido.

Por lo demás, agregaron que no se sabe cuándo concluirá la investigación de presuntas prácticas de comercio desleal y recordaron la dificultad que entraña un sector como el calzado que abarca "una amplia gama" de productos y en el que hay implicados un gran número de exportadores y minoristas.

A pesar de que la investigación aún no ha terminado y ni siquiera hay una decisión sobre medidas preventivas, varias asociaciones profesionales de productores de calzado enviaron al comisario de Comercio, Peter Mandelson, mensajes contradictorios sobre la necesidad o no de actuar contra las importaciones asiáticas.

La Asociación Nacional del Calzado de Italia (ANCI) pidió a Mandelson medidas antidumping después de que desde enero se registrara un incremento de las importaciones del 300%, "con picos del 700%", y una caída de precios de hasta 25%, según la organización, que demandó a la Comisión "medidas urgentes de cara a las nuevas revelaciones de datos".

Por el contrario, la Federación de la Industria Europea de Artículos Deportivos (FESI, por sus siglas en inglés) rechazó la demanda de la asociación italiana al considerar que el incremento de las importaciones desde China no son más que la consecuencia del levantamiento de las cuotas comerciales y de "la experiencia, calidad y eficiencia de la producción china".

"Un incremento en las importaciones en un sector individual como el del calzado no significa que haya competencia desleal", estimó la FESI que pidió a Mandelson que "mida la presión política de una parte de la industria europea del calzado contra la ausencia de un cálculo apropiado del bajo precio, así como la amenaza para consumidores y minoristas" que, según ella, supondría la imposición de medidas antidumping.

Europa Press Comunicados Empresas