Actualizado 31/05/2007 00:01 CET

E.ON prevé invertir 60.000 millones hasta 2010 para financiar su crecimiento en Europa

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El consejo de dirección y el consejo de supervisión de E.ON aprobó hoy un programa de inversiones por un total de 60.000 millones de euros hasta 2010, con el fin de financiar su crecimiento en Europa, informó hoy la compañía.

Según el grupo energético alemán, este plan de inversión tiene "el objetivo de expandir la actividad de la compañía y lograr el crecimiento previsto en su principal mercado, el europeo, así como en otras regiones de crecimiento próximas".

Este programa de nuevas construcciones e inversiones de E.ON dará lugar, según el grupo, a un aumento de la capacidad de generación de la compañía de un 50% aproximadamente para 2010.

E.ON retiró a principios de abril su oferta sobre Endesa tras alcanzar un acuerdo con Enel y Acciona por el que el grupo alemán contará con presencia en España a través de la adquisición de Viesgo y se hará con activos de la eléctrica española por valor de 10.000 millones de euros.

ELEVAR UN 10% SU BENEFICIO OPERATIVO

Además, el consejo de la compañía presidida por Wulf Bernotat fijó el objetivo de aumentar su beneficio operativo (EBIT) ajustado, que en 2006 ascendió a 8.400 millones de euros, a 12.400 millones de euros para 2010, cifra que representa un incremento medio anual de un 10% aproximadamente.

E.ON prevé que la mayor parte del incremento de sus beneficios procederá de las inversiones planificadas en crecimiento y de las constantes iniciativas de mejora, y se marca como objetivo aumentar el dividendo entre un 10% y un 20% por término medio hasta 2010.

PLAN DE RECOMPRA DE ACCIONES

El consejo de dirección de la alemana también aprobó un programa de recompra de acciones propias de conformidad con un acuerdo aprobado por su junta de accionistas el pasado 3 de mayo, otorgando a la dirección autorización por hasta un 10% del capital social. Sobre esta base, para finales de 2008 se habrán recomprado acciones de E.ON por valor de 7.000 millones de euros.

Finalmente, el órgano directivo de la compañía decidió introducir una nueva medida de seguimiento -el factor deuda (ratio entre la deuda neta económica y el Ebitda ajustado)- para gestionar la estructura de capital de E.ON.

La deuda neta económica incluye tanto obligaciones financieras como obligaciones por pensiones y retirada de activos. La deuda neta económica del grupo ascendía a 18.200 millones de euros a finales de 2006 y el Ebitda ajustado se situó en 11.800 millones de euros, dando lugar a un factor deuda de 1,5. Para lograr una estructura de capital más eficiente, E.ON se ha fijado un nuevo objetivo de factor deuda de 3.

Europa Press Comunicados Empresas