Actualizado 05/11/2018 10:04 CET

Naturgy pierde 3.040 millones hasta septiembre por deterioro de activos por 4.900 millones

413473.1.500.286.20181105085229
Vídeo de la noticia

Eleva un 38% su beneficio recurrente, hasta los 877 millones

MADRID, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

Naturgy registró unas pérdidas de 3.040 millones de euros en los nueve primeros meses del año como resultado del deterioro de activos de más de 4.900 millones de euros realizado en la primera mitad del año, informó la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Excluyendo este impacto y otros elementos no recurrentes, el resultado neto recurrente creció un 38%, hasta 877 millones de euros, por la mayor actividad, menor amortización, y menores gastos financieros resultado de la optimización de la deuda del grupo.

A finales del pasado mes de junio, con motivo de la presentación de su nuevo plan estratégico, Naturgy ya anunció esta revisión del valor de sus activos llevada a cabo como consecuencia de la actualización de las principales hipótesis y proyecciones de los negocios, lo que motivó un deterioro contable de 4.851 millones de euros, que impacta significativamente y de forma extraordinaria en la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada del año.

Así, el grupo indica que el resultado contable, "no comparable, queda distorsionado por la inclusión de este deterioro de activos contabilizado a cierre del primer semestre" de este año.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó a cierre de septiembre en los 2.976 millones de euros, incluyendo los elementos no recurrentes. Sin considerar estos últimos el Ebitda recurrente creció un 10.1%, hasta los 3.248 millones de euros, principalmente apoyado por la mejora en el negocio de Gas y Electricidad, así como en la estabilidad de los negocios de infraestructuras; lo que ha permitido a la compañía más que compensar el efecto negativo de los tipos de cambio por importe de 182 millones de euros.

El crecimiento comparable y recurrente estuvo impulsado por la actividad en todas las unidades de negocio cuya contribución al Ebitda aumentó cerca de 500 millones de euros, excluyendo el impacto negativo por la devaluación de divisas.

Naturgy destacó que la implementación de su plan estratégico 2018-2022 empieza a dar resultados, ya que en tan sólo tres meses se han simplificado tanto la estructura organizativa como la de gobierno corporativo y se ha llevado a cabo un proceso de revisión de activos; se han creado dos comités globales ('opex' y 'capex') con el objetivo de profundizar en los planes de eficiencia.

Además, en este periodo el grupo ha renovado el principal contrato de suministro del grupo con la argelina Sonatrach, ha avanzado en la optimización de la estructura de capital con emisiones de deuda en moneda local en las filiales extranjeras y ha conseguido nuevas adjudicaciones de plantas de generación renovable en Australia y España.

En el periodo, el grupo invirtió 1.593 millones de euros, un 41,9%, de los cuales más del 70% se destinó a proyectos de crecimiento orgánico y cumplen los estrictos criterios de creación de valor del grupo.

REDUCE SU DEUDA A 13.575 MILLONES.

A 30 de septiembre, la deuda neta ascendía a 13.575 millones de euros, un 10,4% menos que a cierre de 2017. El grupo indicó que la caída en deuda neta/Ebitda a 3,5 veces, frente a las 3,9 veces de diciembre del año pasado, junto con la mejora del Ebitda/coste de la deuda financiera neta hasta 7,4 veces, desde 6,4 veces a cierre del año pasado, "pone de manifiesto el fortalecimiento de su solidez financiera durante los primeros nueve meses del año".

En el tercer trimestre, Naturgy utilizó parte de su caja para amortizar deuda corporativa bancaria, incluidos 1.270 millones denominados en euros y 390 millones denominados en dólares. Además, el pasado 19 de octubre, la compañía completó con éxito la recompra de bonos de 314 millones de euros, con vencimientos que van entre 2019 y 2021.

Por unidades de negocio, 'Gas&Power' registró un Ebitda recurrente de 1.003 millones de euros, debido principalmente al negocio internacional de GNL y la comercialización de gas, como consecuencia de la renovación del acuerdo con Sonatrach y una mejora en los precios de comercialización.

Mientras, el negocio de Infraestructuras EMEA se mantuvo estable durante los nueve primeros meses con un incremento del Ebitda recurrente hasta los 1.357 millones de euros.

Por su parte, el resultado del negocio de Infraestructuras América del Sur -Chile, Argentina y Brasil, principalmente- se vio afectado por la evolución negativa del tipo de cambio que impactó en 132 millones el EBITDA, que disminuyó hasta los 656 millones de euros en términos recurrentes.

En el caso de Infraestructuras Norte Latinoamérica (México y Panamá) el impacto de las divisas fue de 16 millones en el Ebitda, que alcanzó los 193 millones de euros recurrentes.

DIVIDENDO.

Por otra parte, el consejo de administración de la energética ha aprobado el pago de un segundo dividendo a cuenta de los resultados de 2018 de 0,45 euros por acción, que se abonará el próximo 27 de noviembre.

La compañía avanza así en sus compromisos en cuanto a la política de dividendos, que marca el objetivo de un dividendo total de 1,3 euros por acción con cargo a este presente ejercicio, un 30% más que en 2017.

A partir de este 2018, la energética presidida por Francisco Reynés se ha comprometido a aumentar un mínimo del 5% anual hasta alcanzar los 1,59 euros por acción en 2022.

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas