Publicado 30/07/2020 11:49:26 +02:00CET

Telefónica ve "signos de mejora" en España y tiene "expectativas positivas" para la segunda mitad del año

Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica
Ángel Vilá, consejero delegado de Telefónica - TELEFÓNICA - Archivo

MADRID, 30 Jul. (EUROPA PRESS) -

El consejero delegado de Telefónica, Ángel Vilá, ha señalado que la actividad de Telefónica en España han mostrado "claras señales" de recuperación en el mes de junio tras el periodo de estado de alarma por la crisis del Covid-19 y ha afirmado que en la operadora tienen "expectativas positivas" en cuanto a la evolución de los ingresos en la segundo mitad de 2020.

En la conferencia con analistas para presentar los resultados del primer semestre de 2020, Vilá ha subrayado que en el mes de julio la compañía ha mantenido la tendencia de mejora registrada en junio, al mismo tiempo que ha remarcado que las tendencias operativas excluyendo el impacto de la pandemia siguen siendo positivas.

En este sentido, ha detallado que mayo fue el mes en el que los ingresos de la operadora se vieron más afectados por la crisis del Covid-19, ya que registraron un descenso del 6,8% en términos orgánicos respecto al mismo mes del año anterior.

Esta caída es superior al descenso del 6,2% contabilizado en abril, pero se redujo considerablemente en junio, cuando los ingresos mostraron un descenso en términos orgánicos del 2,7%. De esta manera, el impacto del Covid-19 en la evolución de los ingresos se redujo de 7,2 puntos porcentuales en mayo a 4,5 puntos porcentuales en junio.

Asimismo, Vilá ha señalado que, de cara al futuro, Telefónica tiene intención de aprovechar todas sus capacidades y su infraestructura para capitalizar las tendencias en mercado como el de Internet de las Cosas (IoT), Big Data o Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que están cambiando y acelerándose.

IMPACTO DEL COVID EN ESPAÑA

En su informe de resultados, Telefónica remarca que sus cuentas en España en el segundo trimestre se vieron "claramente afectadas" por la imposición de estrictas medidas para evitar la propagación de Covid-19, como reflejan la caía del 5,2% de los ingresos entre abril y junio y del 3,4% en el conjunto del primer semestre.

Así, la compañía detalla que se impusieron "severas limitaciones" a la actividad comercial (el 90% de las tiendas cerraron en marzo y abril; el 50% en mayo), se interrumpieron las competiciones deportivas (sobre todo el fútbol, que se reinició a mediados de junio) y se suspendió la portabilidad.

A este respecto, Vilá ha informado de que en junio ya estaban operativas el 100% de las tiendas en España, frente al 16% de marzo, así como que se han recuperado más de la mitad de las cambios a tarifas de menor valor que realizaron los clientes con contenidos de fútbol tras la suspensión de las competiciones por el Covid.

Asimismo, también ha remarcado que un 60% del impacto que tuvo el Covid-19 en los ingresos se ha compensado a nivel de resultado bruto de explotación (Oibda) y un 80% a nivel de flujo de caja operativo. En concreto, se han reducido los costes de contenidos, comerciales y equipamiento y se ha priorizado el 'capex' en las inversiones que generen crecimiento.

En este sentido, ha remarcado que en Telefónica confía en la "resistencia" de su actividad comercial y financiera y que espera que la eficiencia capturada en la primera mitad del año se mantenga en el segundo semestre y el margen de Oibda sea "ligeramente superior", al mismo tiempo que se mantiene una gestión "muy eficiente" de las inversiones.

RIESGOS EN ESPAÑA

Por otro lado, la memoria semestral de Telefónica recoge tres focos locales de incertidumbre en España en cuanto a riesgos financieros, entre los que se encuentra la incertidumbre sobre las políticas económicas a ejecutarse de 2020 en adelante, dada la elevada fragmentación política existente y la falta de acuerdos en temas claves.

En segundo lugar, apunta a la situación política en Cataluña y su impacto en las condiciones de financiación de la economía española dado el calendario exigente de vencimientos que afronta el país y la notable dependencia del país al escenario e inversores internacionales.

Por último, menciona que, al ser uno de los países más abiertos al exterior desde el punto de vista comercial y estar prácticamente entre los diez países del mundo más emisores y receptores de capital, hacen que cualquier situación de reversión proteccionista pueda tener implicaciones significativas.

A nivel global, señala entre los riesgos financieros eventos relacionados con la salud a nivel global o nacional, incluyendo brotes de enfermedades contagiosas, epidemias o pandemias, como el caso del Covid-19, que podrían afectar "de forma significativa" a sus operaciones.

En este sentido, admite que el impacto concreto del coronavirus sobre sus principales magnitudes es "difícil de predecir en este momento" y dependerá de acontecimientos futuros, destacando el nivel de expansión y gravedad que alcance este virus y la efectividad de las acciones anunciadas y algunas ya acometidas para contener su impacto.

Contador

Para leer más

Europa Press Comunicados Empresas