La auditoría energética de Renfe plantea instalar paneles solares en sus instalaciones

Publicado 04/03/2019 18:12:04CET
EUROPA PRESS - Archivo

Adif presentará la suya antes de julio, tras haber prorrogado seis meses más su realización

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

La auditoría energética realizada en Renfe para determinar posibles medidas de ahorro plantea, entre otras, la instalación de paneles solares fotovoltaicos en sus instalaciones y la puesta en marcha de sistemas de iluminación y climatización eficientes.

Según ha informado el Ministerio de Fomento a través de una respuesta parlamentaria recogida por Europa Press, el principal potencial de ahorro detectado en esta auditoría se centra en estos sistemas de iluminación, siendo los talleres las instalaciones con un mayor nivel de consumo, seguidos por las estaciones de Cercanías y Ancho Métrico.

La respuesta de Fomento, fechada el pasado 20 de febrero, viene a colación de una pregunta registrada casi un año antes por el portavoz socialista del ramo, César Ramos, que se interesó en abril de 2018 por los resultados y conclusiones de las auditorías energéticas previstas tanto en Adif como en Renfe.

Estas revisiones se contemplaban a raíz de la trasposición de la directiva del Parlamento Europeo y del Consejo en lo concerniente a auditorías energéticas, una trasposición aprobada a través de decreto en febrero de 2016 y, mientras la de Renfe se presentó el pasado mes de diciembre, la de Adif aún se encuentra en pleno proceso de realización.

CONDUCCIÓN, ILUMINACIÓN Y FRENADO

En su respuesta, Fomento señala que los resultados de la auditoría realizada en Renfe se presentaron el pasado mes de diciembre, tras haber destinado 237.600 euros en una adjudicación dividida en tres lotes para analizar el consumo de las series de material eléctrico y diésel y de las instalaciones de la empresa.

En el análisis de las series de tracción eléctrica, la auditoría identifica un mayor margen en el modo de conducción y en contar con una iluminación eficiente, en términos de retorno de la inversión. En los servicios de Alta Velocidad y Larga Distancia el análisis identifica la resistencia aerodinámica como principal componente sobre el que actuar, mientras que en los servicios convencionales de Media Distancia, Cercanías y Mercancías es la energía disipada en el freno.

En caso de las series de tracción diésel, los principales consumos se deben al frenado, a las resistencias mecánicas y a las aerodinámicas, y las principales medidas, identificadas en términos de ahorros generados y de retorno de la inversión, se orientan hacia una conducción eficiente, la inclusión de aditivos en el combustible y los sistemas automáticos de parada.

TRES MESES PARA PRESENTAR LA AUDITORÍA DE ADIF

Por otro lado, el Gobierno también informa en su respuesta de que Adif tiene previsto presentar los resultados y las conclusiones de su auditoría energética en un plazo máximo de tres meses, una vez finalice estos trabajos este mes de marzo. El plazo de realización de estos trabajos, que en un primer lugar se fijaron en doce meses a partir de su inicio, en septiembre de 2017, se ampliaron otros seis meses, que finalizan este mes de marzo.

La auditoría pretende alcanzar un objetivo del 85% del consumo de Adif y de Adif-Alta Velocidad. Una vez finalice, estos organismos presentarán, en un plazo máximo de tres meses, la documentación pertinente ante los diferentes organismos autonómicos donde se haya realizado la evaluación.