Publicado 01/05/2020 11:46CET

Vox pide al Gobierno el “retorno inmediato” a su país de trabajadoras marroquíes de la fresa no recolocadas

Huelva.- Coronavirus.- Vox pide al Gobierno el "retorno" a su país de trabajador
Huelva.- Coronavirus.- Vox pide al Gobierno el "retorno" a su país de trabajador - FRESHUELVA - Archivo

SEVILLA, 1 May. (EUROPA PRESS) -

Vox ha presentado una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados en la que reclama al Gobierno central ayudas para los agricultores de la fresa de la provincia de Huelva, un sector que, ante la grave crisis del coronavirus, se encuentra en una "situación muy comprometida, asestando un duro golpe a la actual campaña, que se encontraba en esos momentos en plena producción".

Pide además al Ejecutivo el "retorno inmediato" a su país de las trabajadoras marroquíes en la fresa que no puedan ser recolocadas para próximas campañas y "asegurar que, en ningún caso, esta situación extraordinaria pueda utilizarse por ellas, o sus familias, para obtener autorizaciones de residencia o residencia y trabajo en España de naturaleza permanente".

En la exposición de motivos de la iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, Vox recuerda que actualmente trabajan cerca de 80.000 personas en la campaña de la fresa en Huelva, de los que muchos de ellos son trabajadores nacionales y también intracomunitarios procedentes sobre todo de Bulgaria y Rumania. Pero como ya sucede desde hace algunos años, según añade, al no cubrirse los cupos necesarios con estos trabajadores intracomunitarios, los empresarios onubenses tienen que recurrir también a contratar en su país a operarias marroquíes con experiencia en anteriores campañas, que con contratos en origen, se trasladan a nuestro país para trabajar en exclusiva durante los meses de duración de la campaña.

En el caso de estas trabajadoras, según Vox, el cierre repentino de las fronteras, primero las de Marruecos y posteriormente las de España, han sido la causa principal de que casi 12.000 de ellas, que habían sido contratadas con anterioridad para llevar a cabo la mayor parte de la actual campaña, definitivamente no vayan a poder venir a cumplir sus contratos en nuestro país.

A esta situación se suma, según Vox, que el endurecimiento de las medidas de distanciamiento para frenar el contagio de la epidemia decretadas por países como el Reino Unido y Alemania, dos de los principales mercados para los frutos rojos onubenses, han hecho que la demanda exterior de sus productos haya sufrido un notable descenso en sus pedidos, descenso que oscila entre el 40 y el 60 % del total de la producción. El mercado nacional, según apunta, y tal y como está sucediendo con otros sectores similares, se encuentra de la misma manera sufriendo un cierto retraimiento en la demanda, debido a la sensación de incertidumbre total que se extiende en la actualidad por nuestro país.

Todo esto ha llevado al sector, según Vox, a un descenso de alrededor del 50 por ciento de su demanda, lo que está provocando una bajada generalizada de los precios, situándolos, tanto en el mercado nacional como en el internacional, en unos índices bastante por debajo de lo que es habitual.

"Resulta inadmisible, en la actual situación, que el Estado se mantenga impasible ante el hecho de que la falta de mano de obra impida la recolección de la producción de nuestro sector agrario, a la vez que las prohibiciones de actividad impuestas por el Gobierno de la nación han abocado al desempleo a cientos de miles de españoles", según Vox.

Por ese motivo, demanda al Ejecutivo nacional que establezca con carácter urgente un Programa Nacional de Apoyo al Sector Primario que garantice la mano de obra suficiente para la recolección de la producción existente y la realización de cualesquiera trabajos necesarios, adquiriendo el Estado, a precio de mercado, el sobrante de la producción para proveer a las necesidades de alimentación y abastecimiento, presentes y futuras, del pueblo español.

TRABAJADORAS MARROQUÍES

Vox añade que de los temporeros que actualmente están trabajando en la campaña de la fresa en Huelva, unas 6.600 son trabajadoras marroquíes contratadas, que llegaron a nuestro país antes. Por esta razón, exige al Gobierno que ponga en marcha un plan para poder relocalizar a esas trabajadoras, que aunque hayan llegado a nuestro país contratadas en origen por un empleador específico, tengan la posibilidad de solventar las trabas legales necesarias que les permitan terminar sus contratos originales reubicándose en otras empresas del sector, que de cara a otras campañas diferentes, sí que puedan necesitar durante ese tiempo de vigencia mano de obra, debido al efecto negativo que está teniendo en sus contrataciones ese mismo cierre de fronteras.

Apunta que este podría muy bien ser el caso de los sectores del arándano y de la frambuesa de Huelva, cuyas campañas no arrancarán hasta dentro de algunas semanas. Dichas campañas sí tendrían la posibilidad de desarrollarse, al menos en gran medida, una vez superada la crisis actual.

En otro caso, según Vox, el Gobierno tiene la obligación de proceder a garantizar el inmediato retorno de las trabajadoras extranjeras a su país de origen y "asegurar que, en ningún caso, esta situación extraordinaria pueda utilizarse por ellas, o sus familias, para obtener autorizaciones de residencia o residencia y trabajo en España de naturaleza permanente".

Exige al Gobierno que, "en ningún caso, los extranjeros afectados por estas medidas adquirirán derecho alguno adicional a los que ostentan a la fecha, ni generarán derecho alguno a obtener autorizaciones de residencia o residencia y trabajo para sí o sus familiares".