Publicado 04/09/2021 18:10CET

La Xunta abre un expediente sancionador a las concesionarias de cuatro embalses del Miño-Sil por el vaciado de sus aguas

El embalse de Belesar, a 22 de agosto de 2021, en Lugo, Galicia (España). El embalse de Belesar, junto a otros tres embalses gallegos, se encuentra envuelto en polémica porque el Gobierno ha abierto expedientes informativos para investigar su situación. E
El embalse de Belesar, a 22 de agosto de 2021, en Lugo, Galicia (España). El embalse de Belesar, junto a otros tres embalses gallegos, se encuentra envuelto en polémica porque el Gobierno ha abierto expedientes informativos para investigar su situación. E - Carlos Castro - Europa Press

La incoación a las empresas concesionarias se suma al expediente abierto este viernes a la propia Confederación Hidrográfica del Miño-Sil

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda ha incoado un expediente sancionador a las empresas concesionarias que ejecutaron el vaciado de cuatro embalses --Cenza, As Portas, Salas y Belesar-- en las provincias de Ourense y Lugo, todos competencia de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil (CHMS).

   Concretamente, el departamento de la Xunta ha impuesto a estas entidades la sanción máxima prevista en la ley por cada uno de los embalses en los que se han efectuado vaciados "susceptibles de afectar a la fauna piscícola", teniendo en cuenta además que realizaron el desagüe "sin que el servicio provincial correspondiente pudiera fijar las medidas preventivas oportunas" y, por tanto, "sin el pronunciamiento de la Administración autonómica".

   Esta incoación llega tras otra producida este viernes, en ese caso a la propia Confederación Hidrográfica Miño-Sil "por su responsabilidad en el vaciado de algunos de los embalses hidroeléctricos más importantes de esta cuenca", informa.

   La Consellería de Medio Ambiente explicó que, como organismo competente en materia de protección de la riqueza piscícola en Galicia, adoptó esta decisión "ante la constatación de que la CHMS, máxima autoridad respeto a las actuaciones hidráulicas que se ejecutan en la cuenca del Miño-Sil, obvió su responsabilidad al no trasladar a la Consellería la petición de la autorización necesaria para proteger a la población ictícola ante un posible vaciado".

   En concreto, "no notificó formalmente en ningún momento a la Xunta, a pesar de estar legalmente obligada a hacerlo, la intención de las empresas --eléctricas-- de proceder al vaciado de algunos de los embalses que gestionan".

   Sin embargo, la CHMS, organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) afirma que "las comunicaciones del descenso superior al 80% de volumen en Cenza y As Portas se produjeron el 10 de junio y el 12 de julio, respectivamente, cumpliendo la normativa autonómica de pesca fluvial".

   "Estamos sorprendidos e indignados de que una administración, que se presupone seria, mienta y manipule acerca de la comunicación del vaciado, por debajo del 20%, de los embalses de As Portas y Cenza", ha lamentado la CHMS.

"NOTIFICACIÓN CON UN MES DE ANTELACIÓN"

   Así las cosas, el departamento de la Xunta se ha amparado en el artículo 83 del reglamento autonómico de pesca fluvial para incoar la sanción a las concesionarias, "por la falta de la autorización necesaria para proteger a la población ictícola ante un posible vaciado".

   "Es necesario recordar que le corresponde al organismo competente en aprovechamientos hidráulicos en cada demarcación, en este caso a la Confederación, notificarle a la Consellería que se quiere efectuar un vaciado en una presa para que esta informe sobre las medidas que se deben adoptar previamente, con el fin de garantizar que su ejecución no perjudicará a las poblaciones existentes en esa masa de agua", ha señalado la Consellería en un comunicado.

   Además, el mencionado artículo remarca como "condición esencial" para el vaciado que la concesionaria comunique la acción "con una antelación mínima de un mes al órgano competente", algo que "tampoco han cumplido las entidades".

   Es por esto que la Consellería ha asegurado que, "en contra del procedimiento legalmente establecido y conocido tanto por las concesionarias como por la CHMS", este verano se ha alterado el nivel del agua en algunos de los principales embalses hidroeléctricos del Miño-Sil, "sin que la Confederación Hidrográfica lo notificara antes a la Consellería de Medio Ambiente ni, por lo menos, esperar a que se pronunciase".

   Por último, la Consellería ha recalcado que el objetivo de estos expedientes es "depurar responsabilidades" por el vaciado de los embalses, "unos hechos no imputables de ninguna forma a la acción del Gobierno gallego".

Contador

Para leer más