Actualizado 20/09/2011 20:47 CET

Cáritas pide a los grupos parlamentarios contemplar el cierre de los CIES y un marco normativo contra la xenofobia

MADRID, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

Cáritas Española ha remitido a todos los grupos parlamentarios y a las altas instituciones del Estado un documento en el que, bajo el título 'Propuestas políticas ante los retos actuales de la situación social' pide, entre otras actuaciones, que se desarrollen propuestas que contemplen el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIES).

Así, en materia de inmigración, también sugiere que se den respuestas eficaces para combatir la trata de personas, mejorar la situación de los menores no acompañados para su integración en la sociedad y construir un marco normativo para las migraciones fruto de un consenso que posibilite construir una sociedad de acogida "más plural y cohesionada, que permita luchar contra la discriminación, el racismo y la xenofobia".

En relación a la cooperación al desarrollo, la labor asistencial de la Iglesia reclama a los políticos que se comprometan a alcanzar el 0,7 por ciento de su aportación a los países más empobrecidos; un Consenso Europeo de Ayuda Humanitaria para mejorar el acceso de las víctimas de conflictos armados y desastres naturales a la ayuda humanitaria; el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo del Milenio; y que se trabaje a favor del derecho a la alimentación, de la paz y de la educación y contra el cambio climático.

Igualmente, propone a los grupos parlamentarios que garanticen el acceso, como derecho subjetivo, de todas las personas que vivan en el territorio del Estado al conjunto del sistema de Servicios Sociales en situación de igualdad.

Por otro lado, Cáritas reclama a la administración del Estado que ponga en marcha un pacto social sobre la vivienda; desarrollar un marco común regulador que se instrumente mediante una Ley de Vivienda y suelo que determine las condiciones básicas de acceso efectivo a la vivienda protegida y sus modalidades de gestión pública.

Concretamente, ante los casos de las personas que viven en la calle, pide potenciar y mejorar la habitabilidad, gestión y adecuación de los centros de día, residencias y pensiones sociales para estas personas; garantizar la existencia de plazas suficientes de acogida para situaciones de urgencia durante todo el año, y con mayor incidencia en los meses de invierno; e implementar una red local de intervención.

En materia de empleo, Cáritas sugiere desarrollar medidas que eviten la discriminación por razón de género; impulsar la incorporación de los jóvenes al mercado laboral, especialmente a los que tienen mayores dificultades; y facilitar la incorporación y reincorporación de los inmigrantes en el mercado laboral.

Finalmente, instan a impulsar un nuevo Modelo de Financiación del Tercer Sector compuesto por una pluralidad de fuentes, así como un régimen fiscal especial que resuelva la carga fiscal del IVA y a apoyar al desarrollo de la Banca Ética.

"El objetivo es impulsar entre todos los responsables políticos el consenso necesario y urgente para sentar las bases de ese nuevo orden social que los más empobrecidos nos están reclamando", ha señalado -el secretario general de Cáritas, Sebastián Mora.