Actualizado 12/06/2007 18:27 CET

El Comité de Bioética de Catalunya advierte una mercantilización en la donaciones de óvulos por parte de mujeres pobres

BARCELONA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Comité Consultivo de Bioética de Catalunya (CCBC) advirtió hoy una mercantilización en las donaciones de óvulos por parte de mujeres con escasos recursos económicos, dada la compensación económica que reciben por las molestias causadas.

El organismo, dependiente de la Conselleria de Salud de la Generalitat, emitió una serie de recomendaciones éticas orientadas a las donantes de óvulos, a los profesionales, a los centros sanitarios para que la práctica de la donación de óvulos "se ajuste al máximo a los criterios éticos y evite la mercantilización de la donación".

El Comité Consultivo puso especial énfasis en la necesidad de estar atentos respeto al "carácter vulnerable de algunas donantes en situaciones socioeconómicas precarias", a las cuales es preciso informarlas esmeradamente de la finalidad de la donación y de los posibles riesgos que comporta, añadió.

Desde el CCBC, se consideró "pertinente impulsar el autocontrol y la supervisión de las donaciones de ovocitos que se desarrollen para proporcionar la posibilidad de un embarazo a otras mujeres que no tienen un funcionalismo ovárico adecuado para quedarse embarazadas o bien para las que lo hacen con la orientación a la investigación".

Asimismo, recomendó respetar el "carácter altruista de la donación" y recordar a quien la hace que la cantidad económica que se percibe es en concepto de "compensación por las molestias" o "gastos ocasionados y por las ganancias dejados de percibir, que nunca se trata de una retribución económica que pueda motivar la donación".

En cuanto a la cantidad máxima de la compensación económica, Salud es el ente que fijará periódicamente su importe máximo que, en estos momentos, es de 900 euros, refrendó.

Además, propuso a las clínicas y centros sanitarios que realizan esta actividad "utilizar un documento único de información para las donantes, al inicio del proceso, y de otro documento de consentimiento informado".

"Es necesario que el proceso de donación, no exento de riesgos para las donantes --un 1% de las cuales desarrolla el síndrome de hiperestimulación ovárica--, sea perfectamente conocido y aceptado por ellas", según el Comité.

En el modelo de consentimiento informado se explica detalladamente en que consiste la estimulación ovárica mediante hormonas y la intervención necesaria sobre los folículos ováricos para la obtención de los ovocitos.

También recomendó evitar que la publicidad sobre la donación sea masiva e indiscriminada, y que se procure que fomente sus valores altruistas.

El CCBC ha realizado estas recomendaciones en base a unas consultas al Grupo de Trabajo para el Estudio y la Reflexión sobre la Investigación Biomédica, y la Comisión Asesora sobre Técnicas de Reproducción Humana Asistida.

La práctica de la donación de ovocitos está permitida por la Ley 14/2006, de reproducción humana asistida y también se reconocerá en la futura Ley de investigación biomédica.