Los desafíos medioambientales marcan los retos de Cruz Roja Española en África

Publicado 23/05/2019 12:23:24CET
CRUZ ROJA ESPAÑOLA EN ÁFRICA - Archivo

   MADRID, 23 May. (EUROPA PRESS) -

   Los principales sectores de actuación de Cruz Roja Española en África están muy condicionados por los desafíos medioambientales actuales, como son la inseguridad alimentaria, la salud, la gestión del agua y saneamiento, la preparación para desastres y la creación de medios de vida para la población.

    Con motivo del Día de África, que cada año se celebra el 25 de mayo, la institución ha destacado que es "una región prioritaria" ya que en ella se encuentran los países con el Índice de Desarrollo Humano (IDH) más bajo del mundo. De hecho, ha recordado que 34 países africanos están entre los más pobres, 315 millones de personas viven en la pobreza y más de 300 millones no tienen acceso al agua potable.

   "Los desafíos medioambientales marcan buena parte de la actuación de Cruz Roja Española en África, ya que los efectos negativos del cambio climático afectan, especialmente, a las personas más vulnerables del continente, exponiéndolas a desastres naturales cada vez más dañinos y situaciones de inseguridad alimentaria, limitando sus medios de vida y reduciendo su acceso a servicios básicos como el agua o el saneamiento", ha apuntado la responsable de Cooperación Internacional para África de Cruz Roja, Sara Hernández.

   Para fortalecer las capacidades de las comunidades más vulnerables en África y enfrentarse a estos retos, Cruz Roja Española desarrolla proyectos que persiguen mejorar las posibilidades de generación de ingresos y medios de vida de las personas. Asimismo, se facilita el acceso a servicios básicos de salud, agua y saneamiento y se contribuye a mitigar los efectos de los desastres naturales y a recuperar las zonas afectadas por inundaciones, sequías u otros efectos naturales adversos.

   "El componente medioambiental es transversal en nuestras intervenciones ya que la forma en la que promovemos el uso de los recursos naturales permite crear oportunidades de crecimiento económico y social", ha defendido Hernández.

   En la actualidad, Cruz Roja Española desarrolla 112 proyectos de Cooperación en 18 países de África, que permiten apoyar a más de 2,6 millones de personas, tal y como ha informado la entidad.

RESPUESTA DE CRUZ ROJA EN MOZAMBIQUE

   En esta línea, ha destacado la respuesta de la institución en Mozambique, donde tras el paso del ciclón Idai y el ciclón Kennet se produjeron numerosos daños y devastaron amplias zonas de la región de Sofala y de la ciudad portuaria de Beira. Hubo más de 1,8 millones de personas afectadas, más de 140.000 personas desplazadas y 700.000 hectáreas de cultivo dañadas, según ha aseverado Cruz Roja.

   "El paso de los ciclones ha destruido numerosas infraestructuras básicas y centros de salud en Mozambique y ha afectado de forma muy severa al sistema de saneamiento e higiene, contaminando numerosas fuentes de agua, lo que incrementa el riesgo de contraer enfermedades", ha señalado la directora de Cooperación Internacional de Cruz Roja Española, María Alcázar.

   En este contexto, Cruz Roja Española desplegó en Mozambique la Unidad de Respuesta en Emergencias de Agua y Saneamiento que ha distribuido ya más 1,6 millones de litros de agua segura en los centros y campos de desplazados donde se encuentran las personas afectadas por la catástrofe natural, tal y como ha asegurado la entidad.

   Además de producir y distribuir agua potable, Cruz Roja Española realiza labores de promoción de higiene entre la población afectada, así como análisis de las fuentes de agua en centros de acogida, hospitales y escuelas locales para comprobar que son seguras y evitar así la propagación de enfermedades, según la organización, que ha asegurado que también se han reparado ya 13 bombas manuales de agua que abastecen a comunidades locales.

   Desde el inicio de la emergencia, más de 30 delegados y delegadas de Cruz Roja Española han sido desplegados en Mozambique para trabajar en diferentes áreas como agua, saneamiento y promoción de higiene, salud comunitaria, distribución de artículos de primera necesidad, alojamiento temporal, atención psicosocial y coordinación de operaciones.

   Asimismo, Cruz Roja Española ha distribuido más de 1.500 kits de alojamiento temporal y 3.000 toldos plásticos para las personas afectadas, así como bidones, mosquiteras y herramientas para la rehabilitación de las viviendas e infraestructuras básicas.

Para leer más