. Save the Children denuncia que un 82 % de las familias afectadas tiene niños a su cargo
Actualizado 19/11/2012 16:21

Save the Children denuncia que un 82 % de las familias afectadas tiene niños a su cargo

MADRID, 19 Nov. (EUROPA PRESS) -

Save the Children ha denunciado este lunes que, según estimaciones, un 82 por ciento de las familias afectadas por los desahucios tiene niños a su cargo, con motivo del Día Universal del Niño, que se celebra este martes en conmemoración de la firma de la Convención sobre los Derechos del Niño.

En este sentido, la responsable de Incidencia Política de la organización, Yolanda Román, ha señalado que vivir esta experiencia "puede tener un impacto devastador en la vida de los niños y afectar de manera grave a sus derechos fundamentales de educación, salud y protección".

Por ello, la organización ha calificado de "positivas" las medidas urgentes en esta materia adoptadas por el Consejo de Ministros el pasado jueves, aunque ha advertido de que son "insuficientes" para proteger a todos los niños y ha pedido que se acuerde "un protocolo de actuación común de los servicios sociales en todo el Estado" para garantizar la protección y el bienestar de estos.

EL COLECTIVO "MÁS VULNERABLE" EN EL CONTEXTO ECONÓMICO ACTUAL

Asimismo, Román ha señalado que, en el contexto económico actual, los niños son "el colectivo social más vulnerable y que mayor atención requiere". "La tasa de pobreza infantil en España se sitúa en un 27,2 por ciento, lo que supone que 2.226.000 niños y niñas viven en nuestro país por debajo del umbral de la pobreza, castigados sin actividades extraescolares, sin libros, sin Reyes o incluso sin techo", ha explicado.

En este contexto, Save the Children ha lamentado que, aunque el Gobierno reconoce "la alarmante situación", todavía no se han adoptado "medidas específicas y contundentes". En concreto, ha criticado que, a pesar de las recomendaciones de la ONU y de las peticiones de las organizaciones de infancia, no se ha conseguido "apoyo parlamentario suficiente para comprometer al Ejecutivo a elaborar un Plan contra la pobreza infantil que implique a todas las administraciones", como se reclama en la 'Agenda de Infancia 2012-2015' de la propia organización.

Además, ha indicado que "muchos" de los recortes presupuestarios y de las medidas de austeridad pueden afectar "gravemente" a la realización de los derechos de los niños y niñas, lo que "podría tener graves consecuencias, ahora y en el futuro". En esta línea, Román ha afirmado que la pobreza "afecta a los niños en muchos aspectos fundamentales de su desarrollo, como la alimentación, la educación, la salud o la protección". "Es urgente que los poderes públicos diseñen y ejecuten políticas específicas para la infancia", ha añadido.

PROBLEMAS DE VIOLENCIA Y EN EDUCACIÓN, JUSTICIA, Y COOPERACIÓN

El problema de pobreza es, de acuerdo con Save the Children, "el principal problema de la infancia en España, pero no el único". De hecho, se ha referido a la violencia contra la infancia. Se trata de "un fenómeno que, debido a su difícil detección y la inexistencia de datos oficiales, permanece oculto" y que puede aumentar en "contextos familiares de tensión y precariedad económica", de acuerdo con la ONG.

Ante esta situación, la organización ha reclamado un sistema de servicios sociales y de protección que pueda garantizar "una detección temprana de casos de maltrato y negligencia, así como una respuesta rápida y eficaz". Así, Román ha abogado por adoptar una Ley para combatir la violencia contra la infancia, que dé u"na respuesta integral y coherente a las distintas formas de violencia que afectan a los niños y niñas".

En cuanto a la Justicia, Save the Children ha incidido en que uno de los déficits "más graves" de la Administración es la necesidad de adaptar la Justicia a los niños, lo que, en opinión de Román, provoca "situaciones de desprotección, tanto en procesos penales, como civiles y en otros ámbitos". Además, la ONG ha mostrado su preocupación por la posible rebaja de la edad penal y la posibilidad de juicios conjuntos con adultos y menores de edad, que "no respetarían las normas internacionales de justicia juvenil".

En el ámbito educativo, ha atacado los recortes y "las constantes reformas en las que se ve envuelto el sistema educativo y su falta de estalibilidad". A su jucuio, los cambios deberían articularse en "la búsqueda de la plena realización del derecho a la educación". Esta, a pesar del contexto económico actual, "pasa necesariamente por una inversión adecuada en el sistema público de enseñanza", según ha aseverado.

Por otra parte, Save the Children ha incidido en que, tras un "recorte sin precedentes" de los presupuestos de cooperación para el desarrollo en España, el nuevo Plan Director de la Cooperación "olvida de manera preocupante a la infancia".

En el lado de los aciertos, la ONG ha valorado como "una de las noticias más positivas" de este primer año de legislatura la creación, dentro de la Comisión de Igualdad en el Congreso, de una subcomisión que trabajará por la racionalización y conciliación de horarios. Esta debe ser, en palabras de Save the Children, "el primer paso para que se acometan profundas reformas legislativas, económicas y laborales, que permitan una conciliación laboral y personal efectiva para padres y madres".