Actualizado 26/04/2007 17:37 CET

EEUU.- HRW denuncia que EEUU suministra ayuda militar a 10 de los nueve gobiernos implicados en el uso de niños soldados

NUEVA YORK, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

La organización humanitaria Human Rights Watch (HRW) aseguró hoy que el Gobierno estadounidense está suministrando ayuda militar a diez de los nueve gobiernos que, según datos del propio Departamento de Estado norteamericano, están involucrados en el reclutamiento de niños soldados.

"Se estima que en la actualidad 250.000 niños están participando en conflictos armados en 20 países del mundo", según HRW. Estos niños soldados --entre los que hay tanto chicos como chicas, en algunos casos de edades tan tempranas como los 8 años-- han sido reclutados tanto por ejércitos gubernamentales como por milicias paragubernamentales o grupos armados de oposición.

Los menores ejercen como espías, mensajeros, guardias, cocineros, portadores, responsables de seguridad y, muy frecuentemente, como combatientes en primera línea. Aparte, muchas de las niñas son obligadas a ejercer como esclavas sexuales o como "esposas" de los comandantes.

"Aunque la mayoría de los niños soldados han sido localizados en las filas de grupos armados de oposición, los informes del Departamento de Estado revelan que los gobiernos de diez países están implicados en el uso de niños soldados", afirmó HRW. Algunos de estos gobiernos reclutan a menores en sus propias Fuerzas Armadas, mientras que otros están relacionados con milicias que usan a niños en el combate, prosigue la organización.

Según HRW, "el Gobierno de Estados Unidos suministra ayuda militar a nueve de ellos", concretamente a Afganistán, Burundi, Chad, Colombia, Costa de Marfil, República Democrática del Congo, Sri Lanka, Sudán y Uganda. La ayuda militar estadounidense a estos países incluyen desde el envío de fondos modestos para la formación militar hasta el suministro de "cientos de millones (de dólares) en armas, entrenamiento y financiación militar", según HRW.

"Probablemente los dólares estadounidenses no se utilicen para apoyar la explotación de los menores como soldados, pero las armas estadounidenses no deberían terminar en las manos de los niños", advirtió Human Rights Watch.

LA LEY DE PREVENCIÓN DE NIÑOS SOLDADOS

La organización recordó que la Ley de Prevención de Niños Soldados, aprobada este mismo año por iniciativa de los senadores Richard Durbin (demócrata) y Sam Brownback (republicano), establece una serie de restricciones en las ayudas militares a los gobiernos que sean acusados de estar implicados en estas prácticas.

La ley no interrumpe de forma drástica los programas de ayuda, pero sí da a los gobiernos un plazo de dos años para profesionalizar sus fuerzas armadas, pasado el cual se cortará toda colaboración.

Aparte, la ley fija una serie de incentivos para los gobiernos afectados e insta a Estados Unidos a suministrar fondos para la rehabilitación de los niños soldados desmovilizados y a colaborar con la comunidad internacional para llevar ante los tribunales a los grupos armados rebeldes que secuestren a menores para utilizarlos como soldados.