Publicado 20/10/2021 10:34CET

Fundación Madrina califica de "escaso y vergonzoso" el complemento de 100 euros del IMV

Archivo - Imágenes del reparto de alimentos y productos básicos de Fundación Madrina
Archivo - Imágenes del reparto de alimentos y productos básicos de Fundación Madrina - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Madrina ha propuesto medidas de protección de las familias vulnerables ante a un año 2022 con previsión de desabastecimiento alimentario, mayor vulnerabilidad laboral, sanitaria y de vivienda.

La organización considera que el Ingreso Mínimo Vital (IMV) ha sido "un fracaso social", ya que "una de cada dos familias no reciben ninguna ayuda estatal y el ingreso mínimo no cubre las necesidades básicas·. En cuanto al complemento de 100 euros prometida en los Presupuestos para 2022 a las familias que disfrutan del IMV, considera que es "escasa y vergonzosa, casi una excusa".

Asimismo, ha recordado que una de cada 4 familias españolas han caído en la vulnerabilidad, y una de cada 10 en "pobreza extrema", especialmente familias monoparentales y mujeres con menores a cargo menores de 3 años.

Ante estos datos, Fundación Madrina pide duplicar los baremos de las ayudas y conceder 3.000 euros por cada hijo que nazca, para favorecer la natalidad. "La mejor ayuda que puede recibir una mujer madre es la ayuda directa por cada hijo que nazca", considera la organización. También pide que se considera a la familia bajo el "estatus" de empresa, favoreciéndola con desgravaciones y otras ayudas por gastos de crianza.

Para Fundación Madrina, la pobreza "materno-infantil" ha alcanzado en España tasas nunca vistas, afectando al 24% de las familias y "una de cada cuatro familias no tenía que comer, especialmente en las grandes ciudades, y los 'family homeless' han crecido desde las colas del hambre, como consecuencia de la consolidación de la crisis económica".

Asimismo, uno de cada cuatro hogares vulnerables presenta deudas acumuladas de impago de alquileres y de recibos de luz, de hasta nueve meses, uno de cada dos familias no pueden calentar su hogar, necesitando gas butano y mantas y uno de cada cuatro hogares pasa hambre especialmente en las grandes ciudades, no así en zonas rurales.

A esto hay que añadir, según la organización la precarización del empleo lo que lleva a la "pobreza laboral", no llegando a las 20 horas semanales, lo que condena a sus familias de nuevo a las "colas del hambre".

Se observa igualmente, según Fundación Madrina, "una creciente carencia de sanidad pública para niños y gestantes que carecen de documentación".

En este contexto, Fundación Madrina ha lamentado que se habla de 'Child Guarantee', "garantía infantil para niños vulnerables, pero no se habla de ayuda a las madres". Desde la fundación entienden que "detrás de cada niño hay una madre, por lo que si se quiere erradicar la pobreza infantil se debe erradicar la pobreza maternal".

La Fundación Madrina aboga por una baja por maternidad más larga pero que no repercuta en la empresa ni en la desigualdad laboral de la mujer frente a otras mujeres no madres. En este sentido, entiende que debe haber una excedencia remunerada por un "salario base maternal" y que pudiera durar al menos 3 años, o bien hasta la reincorporación de la mujer al mundo laboral si lo desea.

Igualmente reclaman guarderías gratuitas y recuerdan que actualmente solo se dota ellas a las mujeres que trabajan, "privando a las que buscan trabajo de conseguirlo" y considear que las "mujeres ven precarizado sus empleos debido a la rigidez de los horarios laborales de las guarderías". Estas deberían convertirse en "espacios infantiles" y habilitar "hogares de barrio" para guarderías.