Actualizado 02/02/2009 15:51 CET

Manos Unidas cumplió con la recaudación prevista para 2008 al alcanzar los 53,6 millones de euros

La ONG, que cumple 50 años de historia, ha presentado su campaña de 2009 bajo el lema 'Combatir el hambre, proyecto de todos'

MADRID, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

Manos Unidas cumplió sus expectativas para 2008 al recaudar 53,6 millones de euros de los 54 que habían previsto, según los datos expuestos hoy por la presidenta de la ONG, Begoña de Burgos, en la presentación de la campaña de este año 2009, en el que cumplen 50 años de actividad.

La ONG puso en marcha en 2008 un total de 774 nuevos proyectos, con 49,3 millones de euros comprometidos de los que se beneficiaron 6,7 millones de personas de todo el mundo. La mayor parte fueron educativos (273 proyectos), seguidos por la promoción social (163), sanidad (125), promoción de la mujer (119) y agrícolas (94).

La principal aportación a los fondos recaudados por Manos Unidas procedió del sector privado, que sumó 41,5 millones de euros, el 77,5 por ciento, mientras que el público colaboró con los 12,1 restantes (22,5 por ciento). Además, el número de socios creció en un uno por ciento mientras que la aportación de éstos se incrementó en 4,4 puntos.

Aunque las cifras son aún provisionales, a falta de la auditoría final, la presidenta de Manos Unidas valoró el cumplimiento de lo previsto y agradeció "la fidelidad y generosidad que están demostrando los socios y colaboradores en estos momentos económicos tan difíciles", en los que dijo que "hay que recordar y valorar aún más los esfuerzos generosos de tantas personas".

EN 2009, "DECLARAR LA GUERRA AL HAMBRE"

Además de dar a conocer un adelanto del balance de datos de 2008, la organización presentó la nueva campaña para 2009. Bajo el lema 'Combatir el hambre, proyecto de todos', busca "declarar la guerra al hambre", según explicó de Burgos. "En Manos Unidas estamos convencidos de que lograremos acabar con el hambre si todos tenemos voluntad de hacerlo y dedicamos todo nuestro esfuerzo a conseguirlo", afirmó.

El foco de atención de Manos Unidas en 2009 está puesto en Sierra Leona, Haití y el norte de la India, donde se centrarán muchos de los proyectos. Además, para este año esperan que "al igual que en 2008 han aumentado las colaboraciones, también sea así".

El próximo viernes 6 de febrero, Manos Unidas celebrará su 'Ayuno voluntario' en toda España "como símbolo de solidaridad con tantas personas que, en el mundo, ayunan por necesidad durante todo el año, que superan los 1.000 millones".

Asimismo, el domingo 8 de febrero, la ONG celebrará la Jornada Nacional de Manos Unidas con una Misa, a las 10,30 de la mañana en la Catedral de la Almudena de Madrid, que estará presidida por el Cardenal Arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela y el obispo consiliario de Manos Unidas, Juan José Omella.

En la presentación de la nueva campaña, también participaron la misionera salesiana Nieves Crespo, y la vicepresidenta de la UMOFC (Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas), Mari Giovanni Ruggieri.

Crespo, que desarrolla su labor en Etiopía, "un país de hambrunas y hambre cíclica", explicó que "mediante ayudas concretas" se pueden conseguir resultados: "Cambiar la situación mundial es imposible pero cambiar la vida de miles de personas es posible". No obstante recordó que una de cada seis personas en el mundo sufre las consecuencias del hambre.

Puso como ejemplo su labor en el país africano, en que ha llegado a alimentar a 10.000 personas en un día. "Creemos que sólo tratando de ofrecer un futuro mejor a los más pobres podemos invitarles a soñar con esperanza de un mundo diferente", añadió.

Por su parte, Ruggieri explicó que en el mundo "existen dos pobrezas, la moral y la material", que se basan en "la falta de respeto por la dignidad transcendente del hombre". Así, recordó que 26 millones de niños mueren cada año por el hambre, los enfrentamientos o la pobreza, a cuya erradicación "también la UMOFC se compromete para así construir la paz", señaló.