Publicado 06/12/2013 12:12CET

Medio millar de personas sin hogar tendrán una comida caliente estas Navidades en los comedores de la Orden de Malta

MADRID, 6 Dic. (EUROPA PRESS) -

Unas 500 personas sin hogar tendrán una comida y un café caliente para desayunar estas Navidades gracias a los comedores sociales puestos en marcha en Madrid y Sevilla por voluntarios de la Orden de Malta que además, desde este año también sirven desayunos los domingos con la ayuda de dos parroquias de Madrid.

Concretamente, en Madrid cuentan con dos comedores sociales, uno en la calle Topete, el 'Comedor Social Santa Micaela', y otro en el barrio de San Blas, y en Sevilla con uno más, el 'Comedor Social de San Juan de Acre'. Entre los tres sirven unas 200.000 comidas al año y todo gracias a donaciones y decenas de voluntarios de todas las edades.

Con motivo de la campaña '¡Ahora más que nunca, te necesitamos! 2013' que tiene como objetivo recaudar 21.000 euros en donativos para estos comedores sociales, la responsable de Comedores, Reyes Loring, ha explicado a Europa Press que en el comedor de San Blas se sirven unas 150 comidas diarias mientras que en el de Tetuán suelen comer unas 300 ó 350 personas al día y en el de Sevilla, unas 200.

Los tres comedores abren de 17,00 a 19,00 horas y es que se dieron cuenta de que abriendo a esa hora acudía más gente porque así les sirve como comida y cena.

Concretamente, durante las fechas navideñas, el comedor del barrio de Tetuán abrirá todos los días y además, en Nochebuena quieren hacer en el de San Blas una cena especial de Navidad para que ese día señalado, la gente que lo necesita no se quede sin comer algo caliente en compañía.

"Para nosotros lo más importante de todo, aparte de la comida que les demos, es el trato, que vengan a nosotros si necesitan algo, que se sientan acogidos en un sitio calentito donde les vamos a servir con el mayor cariño, no es solo el hecho de darles de comer y ya está, es un poco el arroparles. Muchísima gente está sola. Muchos de ellos duermen en la calle", precisa Loring.

El perfil de quienes acuden a los comedores, según ha explicado Reyes, es muy variado, de todas las nacionalidades, siendo muchos de ellos latinoamericanos y europeos, también españoles, incluso jóvenes, cuya presencia aumentó en los peores momentos de la crisis económica.

Pero la crisis no solo ha llevado a más personas a estos comedores sino que también ha provocado, según apunta Loring, un descenso en los donativos. Para ellos, el mejor tipo de colaboración es la económica --que se puede hacer a través de la web 'www.ordendemalta.es'-- ya que de esta forma, con el dinero donado, pueden comprar los alimentos que les faltan en cada momento.

DESAYUNOS SOLIDARIOS, TAMBIÉN EL 25 DE DICIEMBRE

Además, estas fiestas las personas sin hogar o que viven en situación de pobreza también tendrán los domingos por la mañana un café caliente y algo de bollería a través de la iniciativa 'Desayunos Solidarios' de la Orden de Malta.

Así empezaron en Cuaresma del año pasado, organizando desayunos los sábados y domingos por lo que iba a ser un periodo limitado, pero los propios usuarios les pidieron que lo siguieran haciendo y, por ello, decidieron mantenerlo todos los domingos del año. Y ahora, también se han propuesto abrir el día 25 de diciembre, si consiguen suficientes voluntarios, y cualquiera que lo desee puede apuntarse.

La responsable de los desayunos, Aline Finat, explica que esta iniciativa solidaria se lleva a cabo en la Iglesia de San José y Santa Teresa, en Plaza de España, y en la Iglesia de María Auxiliadora --bajo una carpa--, en Atocha, gracias al trabajo de unos 26 voluntarios. Además, en la primera de ellas, las personas sin hogar pueden mandar a arreglar sus zapatos, coger ropa de segunda mano, sacos de dormir, mantas y tienen la oportunidad de ducharse.

En todo caso, Finat apunta que lo más importante es poner el acento en la parte humana pues estos lugares se convierten en puntos de acogida para unos 'clientes' que ya se han convertido en "habituales", que se presentan cada domingo a partir de las 8,30 horas no solo para beber una taza de café caliente sino también para recibir "calor humano".

"Te dicen que les miramos como a personas, porque estas personas que están en la calle son transparentes para mucha gente, es una realidad que no se quiere confrontar, y entonces no suelen tener calor humano. En cambio aquí se sienten queridos, apreciados, reconocidos", afirma.

MERCADILLO DE NAVIDAD

Precisamente, con el fin de recaudar fondos para los comedores sociales y desayunos, la Orden de Malta ha organizado un mercadillo solidario de Navidad que se celebrará del 9 al 15 de diciembre de 11,00 a 21,00 horas, en la calle Padilla, número 9, y en el se podrán comprar productos de todo tipo para regalar en las fiestas navideñas. El mercadillo abrirá el próximo lunes con un campeonato de bridge benéfico a las 17,30 horas al que ya se han inscrito 160 personas.

La responsable del mercadillo, Maria Pura Rico-Avello, ha indicado que cada vez se hacen menos donaciones pero que harán todo lo posible para alcanzar al menos los fondos que se recaudaron el año pasado que ascendieron a 30.000 euros. Con este objetivo trabajarán cerca de 50 voluntarios.

Para ello, el mercadillo estará integrado por puestos de la Orden de Malta así como por empresas y particulares que donarán un 30% de sus ventas. Asimismo, durante el mercadillo se servirán almuerzos y meriendas donados en su totalidad por restaurantes como El Paragüas, el Gran Hotel Velázquez, Casa Lucio, Flor de Sal, Nuevo Club, Rodilla o Embassy.

Los menús tendrán un precio de 30 euros mientras que las meriendas se podrán degustar por 5 euros, además, por una buena causa, pues lo recaudado irá destinado íntegramente a los comedores sociales y desayunos solidarios.