Actualizado 21/05/2007 20:15 CET

SETEM Madrid aboga por "acabar con el bulo de que los productos de comercio justo son más caros"

4.000 personas participaron en la Gran Fiesta del comercio justo este fin de semana en Madrid

MADRID, 21 May. (EUROPA PRESS) -

SETEM Madrid denunció hoy la necesidad de "acabar con el bulo" según el cual los productos de comercio justo son más caros, porque "no sólo no es verdad, sino que a veces son más baratos" que sus competidores directos en calidad y cantidad, lo que, además, dificulta en gran medida su distribución en los comercios.

Este tipo de artículos, por cuya elaboración se ha pagado un sueldo digno al productor "inicialmente sí eran más caros que la media, pero ahora ya no", porque según explicaron fuentes de SETEM Madrid a Europa Press, se pueden encontrar diferencias de hasta dos euros comparando, por ejemplo, el café arábiga 100% natural con denominación de origen de comercio justo y el que, con las mismas credenciales, no se ha obtenido de una manera sostenible.

Tanto es así, que las organizaciones que trabajan distribuyendo estos productos encuentran dificultades a la hora de colocarlos en según qué establecimientos. El responsable de Educación para el Desarrollo de la organización, Carlos Pérez, explicó que "los herbolarios y tiendas 'eco' no quieren vender los productos de comercio justo elaborados en España porque son mucho más baratos" que los que ellos ofrecen.

En este sentido, incidió en que los artículos de herboristería producidos en España o distribuidos por empresas "convencionales" resultan más caros que los de comercio justo. Así, el chocolate que se encuentra en una tienda de productos biológicos tiene un coste por encima de tres euros "mientras que el de comercio justo a penas llega a dos euros". "Si ponen nuestros productos ellos van a dejar de vender el que tienen", aseveró.

En cualquier caso, apuntó, se trata de "un problema de falta de información" y, especialmente "de falta de sensibilización", porque, por un lado, los consumidores no saben a qué fines se destina el dinero que pagan por cada producto, y, por otro, "no les preocupa cómo lo gastan". "Lo importante aquí es que el consumidor, pagando menos o lo mismo, destina su dinero a un fin mejor", concluyó Pérez.

CAMPAÑAS DE INFORMACIÓN.

Para dar a conocer todos los detalles sobre el comercio justo y su funcionamiento, SETEM Madrid, con la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional y la colaboración de 15 organizaciones, ofreció este fin de semana para concienciar a la población de la importancia de los productos llamados responsables.

La fiesta tuvo lugar a lo largo del sábado y el domingo en la plaza de Felipe II, y contó con la participación de más de 4.000 personas que recibieron información procedente de, entre otras, las 12 ONG de la Comunidad de Madrid especializadas en Comercio Justo, que organizaron talleres y actividades lúdicas y culturales.

Realizada en coincidencia con el Día Internacional del Comercio Justo, la fiesta comprendió más de 30 iniciativas con el objetivo de dar a conocer el Comercio Justo como herramienta de desarrollo, su funcionamiento y los criterios en los que se basa. Objetivo que, según la organización está cumplido porque "los que han pasado por aquí se han llevado una idea mucho más clara sobre qué es el comercio justo".