Toros.- Proyecto Equo rechaza que las competencias de las corridas de toros pasen a depender del Ministerio de Cultura

Logotipo de Proyecto Equo, la plataforma ciudadana creada por el ex director de
EUROPA PRESS
Actualizado 25/02/2011 14:26:29 CET

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Proyecto Equo ha expresado su rechazo a que las competencias de las corridas de toros pasen a depender del Ministerio de Cultura y considera que la iniciativa de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados para que las potestades administrativas relacionadas con espectáculos taurinos, salvo la de seguridad pública, sean atribuidas al Ministerio de Cultura, responde a "motivaciones económicas injustificables".

Así, critica que el principal objetivo que se persigue es conseguir subvenciones públicas y otras ventajas económicas para una actividad que, asegura, no puede mantenerse económicamente por sí sola.

En ese sentido, insiste en que las corridas de toros subsisten gracias a las subvenciones del Estado y de la Unión Europea, y que una vez transferidas las competencias taurinas a Cultura, deberán existir partidas presupuestarias para su fomento y promoción para que se le de un tratamiento similar a otros espectáculos, rebajando su IVA del 18 al 8 por ciento.

Para Equo, este apoyo público es "especialmente negativo" ahora que el presupuesto para Cultura se ha reducido este año en un 14 por ciento, que ahora también tendrá que destinar una parte a subvencionar las actividades taurinas.

Además, denuncia la "negativa del gobierno a escuchar las demandas de la sociedad" y acusa al Ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, y a la ministra de Cultura, Ángeles González Sinde, de tener una actitud "poco democrática", al negarse a recibir a las asociaciones de defensa de animales mientras reciben a los matadores y empresarios taurinos.

Finalmente, Proyecto Equo considera que aunque la tauromaquia haya formado parte de la cultura tradicional de España, este hecho no justifica el mantenimiento de una actividad que, a su juicio, es de un "maltrato animal relevante". "Consideramos que esta actividad debe ser erradicada y en ningún caso subvencionada con dinero público", ha concluido.