Publicado 24/10/2018 13:59CET

AMP.- Más de 1,4 millones de personas usaron en 2017 el fondo europeo de alimentos, menos que en 2016 pero más pobres

Verduras, vegetales, aguacate, espárragos, tomates
PIXABAY / JILL111

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de 1,4 millones de personas en situación de pobreza se beneficiaron en 2017 del Programa Europeo de Alimentos FEAD, casi un 5 por ciento menos que el año anterior, aunque se "cronifica" la situación de pobreza de los beneficiarios que permanecen en el programa, de los cuales un 90 por ciento están en pobreza extrema.

Así se desprende del informe de valoración del impacto de este fondo europeo de alimentos FEAD, elaborado por Cruz Roja Española y la Federación Española de Bancos de Alimentos, las dos entidades seleccionadas por el FEGA como organizaciones asociadas de distribución. La investigación se ha realizado a partir de 27.443 encuestas presenciales a beneficiarios y otras 7.200 consultas 'online' a organizaciones de reparto y personal técnico y voluntario.

El estudio, que se ha presentado este miércoles 24 de octubre en la sede de Cruz Roja Española, también revela que el 36 por ciento de los beneficiarios de este programa de alimentos lleva entre 3 y 5 años o más beneficiándose del mismo, un dato que apunta a la "cronificación" de la pobreza en España.

En cuanto al perfil de los beneficiarios, el 71 por ciento son mujeres; en tres de cada cuatro hogares hay niños menores de 15 años; en el 16 por ciento hay personas con discapacidad; y el 52,4 por ciento se encuentra en paro, la mitad de ellos, de larga duración. Asimismo, cuatro de cada 10 perciben rentas mínimas.

Entre las propuestas de mejora del programa que han planteado las personas beneficiarias, destacan: aumentar la frecuencia de reparto e incluir alimentos frescos como verduras, productos de limpieza y de higiene, sobre todo pañales e higiene femenina. También sugieren contemplar tarjetas de consumo y supermercados sociales, que eviten situaciones que puedan resultar estigmatizantes, así como tener en cuenta aspectos culturales y regionales en relación al tipo de alimentos.

El presidente de Cruz Roja Española, Javier Senent, ha indicado que "a nivel macroeconómico, España y Europa están mejorando, en un camino de recuperación, pero esto no se traduce con los colectivos vulnerables" con los que trabajan o, al menos, "no a la velocidad que debiera ser".

Además, ha hecho hincapié en la necesidad de mejorar la inserción laboral para que las personas salgan de la situación de vulnerabilidad, aunque también ha subrayado que entre las personas a las que ayudan en España, se encuentra un "importante porcentaje" de trabajadoras y trabajadores que necesitan esta ayuda para llegar a fin de mes.

Mientras, el presidente del Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA), Miguel Ángel Riesgo, ha destacado que, aunque cuando se habla de hambre, se piensa en otros países del mundo, en España "un 3,4 por ciento de los españoles tiene alguna carencia alimentaria". También ha destacado la importancia del estudio en un momento en que existe un "claro calendario de hambre cero para 2030".

87,3 KILOS DE ALIMENTOS, EL DOBLE QUE EN 2014

Por su parte, el presidente de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL), Juan Vicente Peral, ha puesto de relieve que, desde el año 2014, "las cantidades repartidas en kilos se han duplicado" hasta llegar este año a los 87,3 kilos de alimentos repartidos. Si bien, ha indicado que el número de beneficiarios ha caído desde 2014 de 2,2 millones a menos de 1,5 millones, lo que supone un descenso de un 35 por ciento.

La responsable del programa FEAD en Cruz Roja, María Jesús Gil, ha achacado este descenso, por una parte, a que hay personas que han salido de la situación más extrema de pobreza, aunque ha precisado que "las personas que permanecen son las que se encuentran en una situación más precaria"; y por otro lado, al circuito de trámites burocráticos para solicitar ser beneficiario del programa. En este sentido, los beneficiarios piden que estos trámites se flexibilicen.

Sobre la valoración que hacen los beneficiarios acerca del Programa FEAD, el 96 por ciento de ellos asegura que lo recomendaría a otras personas que lo necesitan y el 76 por ciento afirma que los alimentos de FEAD les sacan "de muchos apuros". Además, el 81 por ciento ha valorado con la máxima puntuación la amabilidad del personal que les atiende.

Para leer más