Una campaña para evitar la desaparición de los cristianos en Siria

Unas niñas sostienen una rosa en Al-Jdaydeh, Alepo, Siria
ISMAEL MARTINEZ SANCHEZ / ACN / ISMAEL MARTÍNEZ
Publicado 11/12/2018 14:02:17CET

   MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La fundación de la Santa Sede Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN, por sus siglas en inglés) ha lanzado su campaña de Navidad de este año bajo el lema 'Indestructibles en la fe', con la que recaudarán fondos para los cristianos de Siria, que actualmente son unos 700.000, menos del 4 por ciento de la población, frente a los 2,5 millones que eran en 2011, antes del comienzo de la guerra.

   "Oriente Medio es una zona especialmente herida donde la minoría cristiana está sufriendo de forma brutal y, en concreto, la guerra de Siria es la guerra olvidada del siglo XXI", ha señalado el director de Ayuda a la Iglesia Necesitada en España, Javier Menéndez Ros, este martes 11 de diciembre durante la presentación de la campaña en la sede de ACN en Madrid.

   Si el año pasado, los beneficiarios de la campaña de Navidad de ACN fueron los cristianos de Irak, este año, la fundación pontificia ha decidido "poner el foco" en Siria. Menéndez Ros ha indicado que en años anteriores han llegado a recaudar más de un millón de euros y este año también confía en la generosidad de los españoles.

   Con el dinero que se recaude en esta campaña --que pretenden que continúe más allá de la Navidad--, Ayuda a la Iglesia Necesitada quiere desarrollar un total de 134 proyectos para: paliar la situación de emergencia (abastecer a la población de alimentos, medicinas o subvenciones para el alquiler); reconstruir las casas de los cristianos y los templos destruidos en los bombardeos; y ofrecer formación a sacerdotes y religiosas así como atención psicológica.

   El director de ACN España ha indicado que de los 18 millones de habitantes de Siria, 13 millones se encuentran en situación de ayuda humanitaria y casi 6 millones son niños. Además, ha recordado que el número de desplazados y refugiados por la guerra de Siria es "el mayor desde la segunda Guerra Mundial". El conflicto también ha dejado más de medio millón de muertos y 1,5 millones de heridos.

   Asimismo, Menéndez Ros ha puesto de manifiesto que "la supervivencia del cristianismo está en juego" en este país pues el número de cristianos ha caído de los 2,5 millones (el 10 por ciento de la población) antes de la guerra, a los 700.000 (menos del 4 por ciento) en la actualidad. Por ello, con esta campaña también buscan "evitar la desaparición" del cristianismo en Siria.

   El arzobispo siriocatólico de Alepo, monseñor Antoine Chahda, espera que el porcentaje de cristianos en Siria pueda recuperarse y llegar a representar el 8 por ciento de la población "cuando la guerra termine completamente", pues ha manifestado que aún quedan algunas zonas de Alepo donde todavía caen misiles.

   Este miércoles se cumplirán dos años de la liberación de esta ciudad siria y monseñor Chahda confía en que la "tranquilidad" llegará dentro de "poco" tiempo. Por el momento, su principal necesidad es la reconstrucción de las casas para que las familias sirias puedan regresar, retomar sus negocios y mantener a sus hijos.

EL "TERROR" DE LA GUERRA

   El arzobispo ha recordado el "terror" que han vivido desde 2012. "El 14 de julio de 2014 a las 00,00 horas cayó un misil en mi arzobispado. Me escondí tras una columna para no recibir un pedazo de misil y después salí a la calle en medio de la oscuridad. Me fui a dormir a casa de mi sobrino y al día siguiente regresé. A las 24 horas del primero, otro misil derrumbó el lateral de la catedral. Las mujeres y los niños empezaron a correr, había sangre en los pasillos, los niños gritaban", ha recordado.

   El arzobispo también ha lamentado que los terroristas del Daesh hayan intentado destruir el "mosaico" de convivencia entre cristianos y musulmanes en el país. En todo caso, ha destacado que esta buena relación entre los fieles de ambas religiones aún se refleja hoy cuando salen juntos a adornar los árboles con las luces navideñas.

   Desde el comienzo de la guerra en Siria, Ayuda a la Iglesia Necesitada ha ayudado a los cristianos del país con cerca de 30 millones de euros de ayuda de emergencia, formación, becas de estudio para niños y jóvenes, o reconstrucción de casas e iglesias.

   Sobre el gobierno sirio, el arzobispo ha indicado que "nadie sabe" si Bashar al Assad seguirá o no. Si llegara al poder otro líder político, monseñor Chahda espera que sea una persona "digna, preparada, que sepa dirigir el país de forma más moderna". En cualquier caso, ha indicado que a día de hoy ven a Al Assad como a "un hombre que protege a las minorías" pero no están "ni con él ni contra él" sino que solo quieren "paz".