Publicado 21/04/2021 12:53CET

El 79% de las personas con discapacidad ha visto empeorar su situación laboral desde el inicio de la pandemia

Varias personas esperan en las inmediaciones de una oficina del SEPE
Varias personas esperan en las inmediaciones de una oficina del SEPE - Eduardo Parra - Europa Press

La firma de contratos ha caído un 7,7% en los tres primeros meses de 2021, frente al mismo periodo del año anterior

MADRID, 21 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un 79,4% de las personas con discapacidad han visto empeorar su situación laboral desde el inicio de la pandemia, según recoge un estudio realizado por la Fundación Adecco, en colaboración con la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas de la Generalitat Valenciana.

Para este estudio se ha encuestado a 700 personas con discapacidad para dar respuesta a preguntas relacionadas con las consecuencias de la crisis económica en este colectivo y con el objetivo de analizar otros aspectos clave para su plena inclusión en tiempos de pandemia.

Este estudio señala que, terminado 2020 con un desplome interanual de su contratación del 26%, el primer trimestre de 2021 ha registrado un descenso moderado, del 7,7%, tras haber suscrito 23.818 contratos entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año.

Se trata, explica el informe, del segundo descenso consecutivo en la contratación de personas con discapacidad, tras siete años de incrementos. En 2020, indican, se produjo la primera caída en este periodo desde 2012, una bajada que achacan al estado de alarma.

Y aunque esta caída ha sido inferior a la registrada a nivel general para toda la población (que en ese caso es de un 15%), los responsables del estudio señalan que, en el caso de las personas con discapacidad las dificultades de acceso al empleo son dobles, ya que no solo se enfrentan a la crisis económica, sino a prejuicios y estereotipos históricos que dificultan las oportunidades laborales en el corto plazo.

UN 17,6% PERDIERON SU EMPLEO

De hecho, del 79,4% de las personas de este colectivo que han visto empeorar su situación laboral, la mayoría (46,7%) asegura que estaba buscando empleo y, con la pandemia, esta búsqueda se ha dificultado enormemente.

Mientras, un 17,6% asegura haber perdido definitivamente su empleo; un 6,5% continúa en situación de ERTE; un 4,2% ha tenido que reducirse la jornada; y un 4,4% está de baja por motivos de salud. En el otro lado, un 20,6% ha asegurado que la pandemia no ha tenido ningún impacto en su situación profesional.

El estudio de Fundación Adecco señala, del mismo modo, que durante el último año, el 55% de las personas con discapacidad en búsqueda
activa de empleo no ha realizado entrevistas de trabajo ni tenido ningún tipo de contacto con el mundo empresarial.

"Las personas con discapacidad y sus familias temen que esta crisis reduzca definitivamente sus oportunidades vitales para acceder al mundo laboral y a muchos les preocupa que la década 2020 sea perdida en cuanto a su inclusión laboral", ha señalado el director general de la Fundación, Francisco Mesonero.

A su juicio, es "urgente actuar para minimizar los efectos del Covid-19 sobre la población con discapacidad, garantizando su participación en el empleo como principal medio de inclusión social".

LOS "EFECTOS COLATERALES" DEL DISTANCIAMIENTO

Por otra parte, el informe señala que las medidas de distanciamiento social imprescindibles para contener al Covid-19, están debilitando el tejido empresarial y causando grandes estragos en algunos sectores de la economía española y apuntan que las consecuencias de estas restricciones no están siendo únicamente económicas, sino también sociales.

Estas últimas, reconoce el trabajo, son más difíciles de cuantificar ante la ausencia de indicadores fiables. Sin embargo, a través de esta encuesta se ha tratado de realizar una aproximación, analizando la percepción que tienen las propias personas con discapacidad a este respecto.

Así, e 75% de los encuestados teme que el distanciamiento social perjudique, de forma colateral, el proceso de inclusión social y laboral de las personas con discapacidad, frente a un 25% que no cree que estas medidas vayan a impactar en este desarrollo.

"La convivencia e interacción han sido, tradicionalmente, los pilares para el intercambio de valores y la eliminación de prejuicios y estereotipos", ha advertido Mesonero. En su opinión, en el momento "de explorar nuevas fórmulas" que garanticen la socialización de las personas con discapacidad, como reducir la brecha digital o intensificar las iniciativas de empleabilidad.

El estudio señala los prejuicios como gran detonante de discriminación social y laboral del colectivo, tal y como señalan el 45,6% de los encuestados, seguidos del desconocimiento (26,3%), la indiferencia (21,7%) y la sobreprotección (6,4%).

Contador