Actualizado 07/04/2010 16:25

Aalcalde de Bilbao dice que se ayuda socialmente a prostitutas pero cree necesario regular su presencia en la calle

El primer edil de Bilbao afirma que no se debe "dejar que la prostitución campe por la calle de mala manera"

BILBAO, 7 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna, aseguró que en el Ayuntamiento se "ayuda socialmente" a quien ejerce la prostitución, pero que es necesario regular su presencia en la calle, motivo por el cual el Consistorio ha elaborado una Ordenanza "suave" de Uso de Espacio Público, que podría entrar en vigor en septiembre.

El primer edil respondió, de esta forma, al Instituto Vasco de la Mujer, Emakunde, que defendió hoy que la prostitución "es un fenómeno social complejo que necesita también respuestas complejas", por lo que "no se puede tratar únicamente como un problema de orden público prohibiendo su ejercicio en los espacios públicos, tal como se está planteando hacer a través de ordenanzas municipales en distintos municipios de la Comunidad Autónoma vasca".

Azkuna aseguró que no quería, ni tenía "ganas ni ningún deseo de polemizar con nadie". "He leído -dijo- las declaraciones de Emakunde y estoy de acuerdo en que a la prostitución hay que ayudarla socialmente y, de hecho, nosotros ya lo hacemos, y espero que Emakunde también apoye a la prostitución".

"NO HAN QUERIDO SABER NADA"

Según indicó, la prostitución es "difícil de erradicar, pero una cosa es la prostitución en teoría y otra cosa es en la práctica" y el Ayuntamiento no puede prohibir la prostitución, algo que, según dijo "en todo caso podrían hacer las Cortes Generales, que rehuyeron el debate y no han querido saber nada".

Azkuna aseguró que "las Cortes son las que tienen que tomar la decisión, no sobre la erradicación o la prohibición de la prostitución, que yo diría que es imposible, sino sobre la regulación de la prostitución, y no lo han hecho".

El máximo regidor bilbaíno recordó que las ordenanzas se basan en las leyes, por lo que el Ayuntamiento "lo único que puede hacer es regular lo que pasa en la calle, porque la vía pública es una competencia del Ayuntamiento y no debemos dejar que la prostitución campe por la calle de mala manera".

Azkuna subrayó que en Bilbao, "la calle está ocupada por la prostitución en dos o tres sitios singulares y muy específicos como Bilbao La Vieja y Miribilla y en pocos sitios más hay".

Se trata, según indicó, de "personas que nos mandan de fuera cada tres o cuatro meses, que son absolutamente ilegales y que las cambian y no hay regulación sanitaria de ningún tipo". El primer edil dijo que en la calle "no sólo molestan a los vecinos" sino que, desde el punto de vista sanitario, es "un auténtico desastre".

Por ello, insistió en la necesidad de "regular la calle, no sólo por el escándalo público que se pueda organizar, de la prostituta y del que va allí a mercadear" sino porque "ocupan la calle y ahí es donde tenemos competencia y no en prohibir la prostitución".

Azkuna insistió en que a las prostitutas se les tiene que dar "todo el apoyo social", pero "la calle debe estar regulada, como está regulada para otras cosas y también la prostitución en la calle creemos que la debemos regular". El alcalde aseguró que la Ordenanza es una normativa "suave", pero "efectiva" que hará que la Policía Municipal "tenga una Ordenanza en la que basarse para tomar medidas".

Azkuna aseguró que "los vecinos que se han quejado de que lo que hemos hecho es como el agua de colonia, tienen ahora una época para poner alegaciones a la Ordenanza y ahí es donde puede participar cualquier grupo o vecino".