Publicado 28/06/2022 19:10

Asociaciones de mayores y de discapacidad aplauden el acuerdo sobre residencias: "Tras la pandemia, era apremiante"

Archivo - Un trabajador sanitario en una ventana de una residencia en Lugo durante la pandemia.
Archivo - Un trabajador sanitario en una ventana de una residencia en Lugo durante la pandemia. - Carlos Castro - Europa Press - Archivo

   MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Asociaciones de mayores y de discapacidad han aplaudido la aprobación del acuerdo alcanzado este martes entre el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 y las comunidades autónomas sobre el nuevo modelo de residencias, pues consideran que era "apremiante", sobre todo, tras la pandemia, en la que "colapsó" un sistema ya "periclitado".

   "Nuestro sistema de atención, fundamentalmente el residencial pero no solo, está obsoleto, absolutamente periclitado, ya lo estaba antes de la pandemia y con la pandemia ha colapsado, las deficiencias y carencias del modelo residencial para personas con grandes necesidades de apoyo ha supuesto que han sufrido con mayor intensidad los efectos de esta crisis", ha valorado el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, en declaraciones a Europa Press.

   Después de la pandemia, el presidente del CERMI considera que era "ineludible y apremiante" afrontar este cambio y, aunque cree que el Acuerdo tiene "aspectos mejorables", destaca que servirá como "palanca" y permitirá dejar atrás "un sistema puramente asistencialista, deficitario en recursos, fragilizado en financiación, con personal insuficiente y mal pagado".

   Por ello, Pérez Bueno no entiende el rechazo de una parte de las patronales y, sobre el reproche de algunas CCAA respecto a la financiación, ha dicho que "es verdad que los grandes cambios no se hacen sin recursos económicos" pero "si se espera a que haya dinero para hacer algo nunca va a haber dinero y siempre se estaría postergando". "Antes que el dinero, está el modelo, los principios y los derechos humanos", ha subrayado, añadiendo que se ha dado un plazo transitorio amplio hasta 2030.

   Atendiendo a las residencias para personas con discapacidad, Pérez Bueno ha indicado que los requisitos establecidos en el Acuerdo son "mucho más exigentes" --por ejemplo, el límite es de 50 plazas-- pero lo aceptan porque quieren ir "por delante" y dice que tendrán que hacer "más inversiones y estrategias más ambiciosas de transformación".

   En esta misma línea, la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG) ha calificado de "muy satisfactorio" el acuerdo alcanzado este martes entre el Gobierno y las CCAA.

   La SEGG, que en los últimos meses ha asesorado a la Secretaría de Estado de Derechos Sociales para aportar su conocimiento en lo referente a la atención a los mayores y las residencias, ha destacado que el nuevo modelo aprobado sigue la línea de otros países europeos que "ya han demostrado una mejora clara en la calidad de vida de las personas con mayor dependencia".

   En concreto, aplauden la atención centrada en la persona, con planes personalizados de apoyo y cambios organizativos: "residencias más pequeñas, con unidades de convivencia reducidas y con mayor número de habitaciones individuales".

ANALIZAR EL ASUNTO DE LA FINANCIACIÓN

   Si bien, para hacer efectivo el cambio de modelo, la SEGG también solicita que se analice de forma "seria y profunda" la petición de mayor financiación del sistema que han realizado algunas comunidades autónomas y muchos proveedores de servicios.

   A este respecto, la SEGG recuerda que en España se dedica un 0,74% del PIB a Cuidados de Larga Duración, cuando la media de los países de la Unión Europea es del 1,5%. Asimismo, pide la realización urgente de un Marco Estratégico de Atención Sanitaria a las Residencias de Mayores.

   Por su parte, el presidente de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores (CEOMA), Juan Manuel Martínez, considera que el acuerdo es "positivo" pero cree que hay que hacer mucho más hincapié en que "el servicio se adapte a la persona mayor y no al revés".

   Martínez ha indicado a Europa Press que quizá se podría haber mejorado el modelo sin necesidad de "establecer normas estrictas de plazas" --máximo de 120--, siempre que se cumpla con la reestructuración en unidades de convivencia de 15 personas, otra de las medidas contenidas en el Acuerdo.

   En este sentido, ha apoyado que se avance hacia "unidades convivenciales pequeñas" y ha pedido que se "vigile" que se aplican los incentivos y las ayudas para la transformación de las residencias públicas y con plazas concertadas.

   Igualmente, ha saludado la medida del incremento de las ratios (un profesional por cada dos residentes) y ha pedido también una subida de los sueldos de los trabajadores. En todo caso, ha reclamado que estas medidas se apliquen de forma inmediata y "no haya que esperar cuatro años" hasta que se hagan efectivas y ha pedido que se cuente con los mayores para este tipo de cambios pues, según ha dicho el presidente de CEOMA, no se han reunido con él para abordar el contenido de este nuevo modelo.