Actualizado 09/03/2009 13:52 CET

Un banco de alimentos con fines sociales, opción para que la comida de comercios no acabe en el vertedero de Tenerife

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Plan Territorial Especial de Residuos de Tenerife propone la creación de un banco de alimentos para la recogida y distribución de alimentos consumibles pero no comerciales "con el que se conseguiría disminuir la cantidad de residuos producidos producidos por las empresas del comercio y la distribución de, en una clara acción de prevención a través de la reutilización".

Así se desprende del documento, recientemente aprobado, y que pretende dar las claves para los tratamientos de la basura y su recogida hasta el 2016.

El plan expone que el sector de la alimentación está "obligado" a realizar una gestión logística de almacén que contempla la liquidación de excedentes que se encuentren próximos a las fecha límite de consumo que no se comercializan.

Un banco de alimentos permitiría, por un lado, disminuir la cantidad de residuos y por otro atender a demandas "reales que se encuentran fuera de los canales comerciales convencionales y que pueden, con una buena logística, ser consumidos en instituciones dedicadas a la acción humanitaria o por sectores que se encuentran en los umbrales de pobreza o con riesgo de exclusión social".

El proyecto reconoce que una gran superficie genera, al año, entre 200 y 500 toneladas de productos perecederos que son tratados en centros de gestión de residuos. "Desde una visión ambiental de prevención de la generación de residuos en Tenerife, interesa captar la mayor cantidad posible de estos alimentos antes de que se transformen en basura", se expone en el documento.

El Cabildo de Tenerife prevé destinar 3 millones de euros para la puesta en marcha de esta medidas y que deberá contar con las instalaciones adecuadas como son almacén y cámara frigoríficas y arcones congeladores.