El Congreso recibe 175.000 firmas para declarar la incapacidad del 33% en caso de enfermedad neurodegenerativa

Publicado 17/12/2018 13:13:05CET
EUROPA PRESS

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Esclerosis Múltiple España ha entregado este lunes en el Congreso más de 175.000 firmas en las que se reclama un cambio en el baremo, para que las enfermedades neurodegenerativas tengan la incapacidad del 33% automáticamente después de su diagnóstico.

Así lo han explicado a los medios el actual presidente de la asociación, Alfonso Castresana, y su antecesora y exdiputada en la Cámara baja por CiU, Conxita Tarruella, responsables de registrar la iniciativa.

Castresana ha explicado que esta reivindicación comenzó hace ya una década, cuando el Ejecutivo decidió, a través de un decreto ley, modificar el sistema de incapacidad que se basaba en el diagnóstico, para pasar a depender de la sintomatología, es decir, se basaba en las discapacidades sensoriales, físicas o psíquicas.

"Y las enfermedades neurológicas tienen un poco de todos los síntomas", ha explicado Tarruella, para indicar que, además, todos ellos son difíciles de detectar. La asociación denunciar también que otros problemas de estas dolencias, como la fatiga, son difíciles de calificar en estos tres bloques de discapacidad y, sin embargo, es uno de los grandes impedimentos para los pacientes de estas enfermedades.

TIENEN APOYO DE LOS GRUPOS PERO NO SE MATERIALIZA

Tarruella ha explicado que ya se han sacado adelante en el Congreso y en el Senado proposiciones no de ley y mociones, por unanimidad, pidiendo este cambio. Por su parte, Castresana ha apuntado que hay parlamentos autonómicos que también ha apoyado esta iniciativa. Pero, según ha señalado el presidente de la asociación, se trata de una competencia del Estado y, por tanto, lo importante sería que saliera del Parlamento nacional.

"Siempre se ha quedado en una promesa", han lamentado desde la asociación, donde destacan que los inquilinos de la Moncloa en la última década siempre se han mostrado favorables a este cambio, sin que, finalmente hicieran nada.

Castresana ha recordado que declarar automáticamente la incapacidad del 33% a los diagnosticados de una enfermedad neurodegenerativa implicaría el "acceso a muchas posibilidades, beneficios fiscales y oportunidades de trabajo para gente que se contrata con discapacidad".