Publicado 28/04/2021 12:19CET

El Consejo para la Defensa de la Discapacidad denuncia la vulnerabilidad de los mayores tras la Covid y exige recursos

Archivo - El Copcyl hace un llamamiento para acercarnos estas fechas a nuestros vecinos mayores para evitar el sentimiento de soledad.
Archivo - El Copcyl hace un llamamiento para acercarnos estas fechas a nuestros vecinos mayores para evitar el sentimiento de soledad. - COPCYL. - Archivo

   MADRID, 28 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El Consejo Español para la Defensa de la Discapacidad y la Dependencia (CEDDD) ha alertado este miércoles de la situación de vulnerabilidad a la que, cada vez más, se enfrentan las personas mayores y que se ha agudizado por la pandemia, por lo que reclaman más financiación y recursos a la Atención a la Dependencia.

   A través de un comunicado, recogido por Europa Press, la CEDDD recoge los datos de la Encuesta Europea de Salud en España (EESE), realizada entre julio de 2019 - julio de 2020, que determina que el 19,5% de la población mayor de 65 años tuvo dificultad para realizar alguna actividad básica de la vida diaria, como asearse (16,5%), vestirse (13,7%) y sentarse o levantarse (13,2%).

   Estos resultados, apunta el Consejo, "apenas reflejan los primeros meses de pandemia". "Es pronto para ver los verdaderos efectos del confinamiento y la soledad en la salud de estas personas", ha advertido la adjunta a presidencia del CEDDD, Mar Ugarte.

   Además, señala que las previsiones son poco halagüeñas. A su juicio, la limitación del movimiento y el estado de ánimo a la baja puede afectar aún más a la dependencia funcional de los mayores. "Y no olvidemos que en el año 2050 el 40% de los españoles tendrán más de 65 años", apunta Ugarte.

   Ante esta situación, el CEDDD ha reclamado una mayor financiación y designar más recursos a la Atención a la Dependencia, a fin de dar respuesta a cerca del millón y medio de personas dependientes que hay en España (un total de 1.356.473 a diciembre de 2020). La entidad pide también situar el presupuesto destinado a la Dependencia en el 2% del PIB y que haya solidaridad interterritorial para garantizar la igualdad entre administraciones, de forma que el Estado cumpla con el 50% de aportación que marca la Ley.