29 de mayo de 2020
 
Actualizado 28/11/2007 14:35:50 +00:00 CET

La Convención de la ONU de 'Lucha contra la Desertificación' alcanza un acuerdo presupuestario para el bienio 2008-2009

MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, manifestó hoy su satisfacción por el acuerdo sobre el presupuesto de Convención para el bienio 2008-2009, que asciende a 16 millones de euros, un crecimiento del 4% respecto al del bienio anterior, consensuado en la sesión extraordinaria de la Conferencia de las Partes (COP) de la Convención de Naciones de 'Lucha contra la Desertificación' celebrada en Nueva York.

Esta dotación permite garantizar el normal funcionamiento de la Convención y acometer la remodelación de sus órganos para mejorar su aplicación y aumentar la eficacia de los recursos disponibles para luchar contra la desertificación.

La reunión de Nueva York ha desbloqueado el veto que la delegación de Japón impuso en la COP-8 celebrada en Madrid el pasado mes de septiembre, cuando todos los países habían alcanzado un acuerdo.

De la COP-8 surgió una 'hoja de ruta' que facilitará el incremento de las contribuciones voluntarias de los países desarrollados para actuar en todo el planeta contra los procesos de erosión y pérdida de fertilidad de suelo. Asimismo, la conferencia adoptó un Plan Estratégico a 10 años que supondrá una remodelación de la Convención y los órganos que la componen para mejorar su aplicación y aumentar la eficacia de los recursos disponibles para luchar contra la desertificación.

APORTACIÓN DE ESPAÑA A LA LUCHA CONTRA LA DESERTIFICACIÓN.

España contribuye de forma creciente a la financiación de proyectos de lucha contra la desertificación en países en vías de desarrollo: desde el año 2001, se han destinado a esta finalidad 160 millones de euros -- 60 millones de euros en 2007 --, habiéndose triplicado en esta legislatura los recursos destinados a la ayuda al desarrollo en África.

Otra de las obligaciones de la Convención es la contribución de todos los países firmantes a su propio funcionamiento, así como al denominado 'mecanismo global' o fondo especializado gestionado por Naciones Unidas. Las aportaciones de España han pasado de 160.000 euros en 2004 a 5,6 millones de euros en 2007.

"Para reforzar y coordinar todas las acciones dirigidas a la lucha contra la desertificación, el Ministerio de Medio Ambiente está ultimando el 'Programa de Acción Nacional contra la Desertificación' (PAND), cumpliendo así con la principal obligación contraída por España como firmante en 1994 de la Convención de Naciones Unidas de Lucha contra la Desertificación", señalan desde el ministerio.

Según añaden, "en el periodo 2004-2007 se han destinado más de 3.000 millones de euros a acciones dirigidas a la lucha contra la desertificación. Gran parte se han puesto en marcha a través de la firma de convenios con las Comunidades Autónomas. Estas inversiones permiten acometer actuaciones que abarcan desde medidas para la implantación de cubierta vegetal protectora y fijadora de suelos y la potenciación de la agricultura ecológica a la prevención y extinción de incendios".

El PAND constituye una estrategia, que requerirá la implicación de las Comunidades Autónomas. Además, contribuirá a promover un desarrollo sostenible en las zonas áridas, semiáridas y subhúmedas españolas, previniendo la degradación de las tierras y la desertificación y facilitando la recuperación de las zonas afectadas.