Actualizado 13/02/2012 16:39 CET

La delegada del Gobierno en Madrid se opone a regular la prostitución pero cree que se deberían mejorar sus condiciones

Reunión De La Delegada Con APRAMP
EUROPA PRESS

MADRID, 13 Feb. (EUROPA PRESS) -

La delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes, se ha mostrado este lunes contraria a una regulación de las prostitución, pero considera que se deberían mejorar las condiciones higénico-sanitarias de su trabajo, así como sus condiciones laborales.

Tras mantener una reunión con la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida, Cifuentes cree que regular la prostitución "es un tema muy complicado y no iba a solucionar el problema" porque, según sus datos, la "gran mayoría" de las meretrices están obligadas a ejercer.

"Creo que plantear la resolución de la prostitución es prácticamente imposible porque es el oficio más viejo del mundo y si no se ha podido erradicar hasta ahora, posiblemente no se pueda. Creo que puede haber algunas mujeres, muy minoritarias y de prostitución de lujo, que puedan hacerlo de forma voluntaria, pero creo que es marginal", ha indicado.

Por eso, la delegada del Gobierno ha argumentado que "la inmensa mayoría" de las mujeres que se prostituyen lo hacen porque les obligan "o porque no tienen otra alternativa". "Pero nadie se prostituye por gusto, salvo muy contadas excepciones", ha reiterado.

"La prostitución no es un trabajo. Sería un disparate que se quisiera regular como un trabajo, habida cuenta que es una actividad obligada, forzada y muy denigrante para cualquier persona, no sólo para muchas mujeres, ya que porque hay hombres obligados a prostituirse", ha agregado.

La delegada del Gobierno ha indicado que estas mujeres necesitan una "atención integral, que requiere la implicación de diferentes administraciones y organismos y la Delegación puede coordinarlas en esta labor". "Estas mujeres son víctimas porque muchas vienen obligadas desde sus países y ejercer la prostitución contra su voluntad y con amenazas hacia ellas y sus familias", ha indicado.

El Plan de reforzar y potenciar la lucha contra el proxenetismo se pondrá en marcha, según ha explicado Cifuentes, "en aquellos lugares donde se detectan las necesidades". "APRAM nos puede ayudar mucho en esta tarea porque detecta estas situaciones y trabaja a pie de calle", ha señalado.

La delegada ha apuntado también que la colaboración con la Policía será "fundamental" para llevar ante la Justicia a los responsables de las explotación sexual de mujeres. Así, ha recordado el juicio contra 'Cabeza de Cerdo', que se ha celebrado en los último días. "Espero que vayan cayendo el resto y espero que Madrid no sea un lugar donde resulte fácil el poder explotar a mujeres y esclavizarlas", ha apostillado.

Por otro lado, Cifuentes ha expresado su deseo de reunirse con asociaciones de prostitutas como Hetaira, pero ha subrayado que su objetivo es ofrecer un tipo de cobertura y salida a muchas mujeres que, además de ser obligadas a prostituirse, son víctimas de trata. "Están en este país en contra de su voluntad, engañadas, sin documentación y obligadas a prostituirse en condiciones denigrantes", ha apuntado.

"LAS MÁS FUERTES VIGILAN A LAS MÁS DÉBILES"

En la misma línea que la delegada del Gobierno en Madrid, la presidenta de APRAMP se ha opuesto una regulación de la prostitución arguyendo que la gran mayoría de las mujeres que se prostituyen lo hacen obligadas. "Si vas a la calle Montera y les preguntas, te dicen que ejercen voluntariamente. Pero es porque detrás tienen a personas que les están vigilando y entre ellas también se controlan. Las más fuertes vigilan a las más débiles", ha destacado.

Igualmente, Nieto considera que "también debe irse contra el cliente" a través de campañas de concienciación. En este sentido, ha revelado que la asociación cuenta con mediadoras que acuden a pisos donde se practica la prostitución para hablar con los clientes.

"Les decimos que si saben que a esa señora la están obligando a hacer diez o quince servicios diarios. Pero sabemos que es difícil convencerles porque ellas parecen que están sonrientes y felices y lo fácil es decir que están ahí porque quieren", ha concluido.