Publicado 10/08/2022 17:13

Educo lamenta que las niñas afganas no tengan acceso a la educación secundaria: "Marcará su futuro y el futuro del país"

Archivo - Niñas afganas en clase en la capital de Afganistán, Kabul
Archivo - Niñas afganas en clase en la capital de Afganistán, Kabul - Oliver Weiken/dpa - Archivo

   MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La ONGEduco ha lamentado, cuando se cumple un año desde la llegada de los talibanes a Afgnistán, que las niñas de este país no puedan acceder a la educación secundaria y alertan de que esta situación "marcará su futuro y también el futuro del país".

   "La prohibición de que las niñas acudan a la escuela no solo es un retroceso enorme, sino que las arrastra a múltiples riesgos, incluido el de verse abocadas al matrimonio forzoso, la explotación y los abusos", ha denunciado la directora general de la ONG, Pilar Orenes.

   Del mismo modo, ha destacado que, "obligarlas a no disfrutar de su derecho a la educación", les hace también a "repetir la misma experiencia que sus madres en el primer régimen talibán".

   Tal y como ha explicado la entidad, tras el control de Kabul por parte del régimen Talibán, las escuelas cerraron durante seis meses y, en el caso de las escuelas secundarias, ya solo se reabrieron para los chicos.

   En este sentido, Educo también advierte de que la situación "no es mucho mejor para los niños del país". Según ha explicado, en total son 4 millones de niños y niñas los que han tenido que dejar la escuela, mientras que el doble de esta cifra, 8 millones, necesita ayuda humanitaria.

   "La situación en Afganistán se ha deteriorado en el último año y el país se encuentra al borde del colapso económico", según la entidad, quien ha explicado que "si en 2021, 18,4 millones de personas necesitaban ayuda humanitaria, en 2022 la cifra ha alcanzado los 24,4 millones" que, además, son "más de la mitad de la población".

   Del mismo modo, ha apuntado que se espera que, durante 2022, el 97% de la población esté bajo el umbral de la pobreza, cuando en 2019 el porcentaje era del 54%.

Más información