Publicado 07/03/2021 12:02CET

Empresarias y trabajadoras piden aprender de la Covid e insisten en el papel de conciliación: "Es el desafío"

Archivo - Una mujer se coloca una mascarilla tras haberle puesto otra a su hijo
Archivo - Una mujer se coloca una mascarilla tras haberle puesto otra a su hijo - Iñaki Berasaluce - Europa Press - Archivo

MADRID, (EUROPA PRESS)

   Empresarias y trabajadoras entrevistadas por Europa Press con motivo del 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer, han rememorado el impacto de la Covid-19 en su vida y en su rutina laboral. Coinciden en la importancia del teletrabajo y siguen apostando por las políticas de conciliación aunque sus testimonios difieren en función de su trabajo y del tamaño de la empresa. Algunas apuestan por aprender de la pandemia, otras creen que solo ha agudizado diferencias ya existentes.

   Vanessa Prats es vicepresidenta y directora general de P&G en España y Portugal. En declaraciones a Europa Press, rememora que "el estallido de la emergencia sanitaria trajo consigo momentos complejos y cargados de una gran incertidumbre", ya que hubo que adaptar rutinas "de la noche a la mañana" ante "una situación sin precedentes" al tener que "reaccionar con una gran rapidez e ir aprendiendo sobre la marcha".

   En el caso de P&G, explica que la compañía trabajó para asegurar la seguridad de todos los trabajadores, asegurar la disponibilidad de los productos y ayudar a la comunidad a través de programas de acción social, además de lanzar el plan #JuntosVenceremos. "Conciliar la vida personal y laboral en un momento así, en el que hemos tenido que echar toda la carne en el asador para asegurar la solidez de nuestros negocios, ha sido un gran desafío", reconoce.

   "Con el paso de los meses, además, hemos querido hacer hincapié en la importancia de conciliar la vida profesional y personal, algo que a veces se torna complejo con el teletrabajo tan presente. Para ello, hemos regulado de manera más estricta los horarios de reuniones y hemos tratado de crear espacio para la desconexión digital", insiste Prats. Según un estudio de Eurofound, desde que empezaron a implementarse las medidas de confinamiento, alrededor de un 30% de los empleados han estado trabajando en remoto y desde sus domicilios. El pasado mes de octubre, el Gobierno aprobó la ley que regula el trabajo a distancia.

   Por su parte, la directora general de Fundación Everis, Karla Alarcón, constata que 2020 ha sido "un año de aprendizaje intensivo". "En el Premio Everis al Emprendimiento de este año la ganadora de entre más de 2.600 proyectos de 10 países fue una mujer que diseñó un algoritmo para la detección temprana de Covid-19 en zonas aisladas. También fue una mujer la ganadora del reto que lanzamos en alianza con el BID, justo para proteger a las mujeres, niños y personas mayores de la violencia intrafamiliar, agravada durante el confinamiento", subraya.

   "La presencia y el impulso de las mujeres como factor de cambio dentro de fundación ha sido esencial. Y eso es lo que queremos seguir impulsando. Que cada vez sea mayor el número de mujeres que lideren esos cambios que necesitamos. Que las nuevas generaciones sigan el ejemplo de las mujeres que han emprendido y no sólo en el ámbito empresarial, también en el familiar, educativo, personal... Porque emprender no es sólo sacar adelante una startup, es también tener la capacidad de detectar una necesidad y proponer una solución, de perseverar, de romper techos de cristal, de ser los protagonistas de ese cambio positivo que queremos en la sociedad", argumenta.

   "Durante estos meses hemos sido testigos del importante impacto de la pandemia en el mercado laboral y, desafortunadamente, de su especial incidencia en las mujeres. Ha ocurrido en todos los países. Tanto España como Estados Unidos comparten un porcentaje: el del 22% más de paro femenino que masculino tras el COVID. Una situación, que según la revista 'Fortune', equivale a la pérdida de más de tres décadas de avance en penetración laboral femenino en menos de un año", alerta por su parte Patricia Lajara, experta internacional en el ámbito de los Recursos Humanos, con 15 años de experiencia dirigiendo departamentos de personal de grandes marcas multinacionales en diversos países.

EL FIN DE LA EJECUTIVA NÓMADA

   En cualquier caso, Lajara --que actualmente es vicepresidenta de Recursos Humanos de Ralph Lauren para EMEA y miembro de la Junta del Harvard Business School Club-- augura un futuro laboral esperanzador para la mujer, gracias a los avances experimentados en todos los campos. "Somos el 8º país del mundo en igualdad de género según el Global Gender Gap Report 2020, del Foro Económico Mundial. El último curso 2019-2020 el 55,6% del alumnado universitario matriculado fueron mujeres, según el INE. Y la presencia de mujeres en las empresas españolas del IBEX 35 aumentó un 23,4% en 2019, cuatro puntos más que el año anterior, según la CNMV", enumera.

   De cara al futuro, cree que habrá "una necesidad de repartir el trabajo, que será más escaso y automatizado". "No tendremos que trabajar tantas horas ni realizar trabajos físicos o repetitivos. Puede y debe haber un debate de jornadas part-time, con calidad de condiciones laborales, mayor tiempo para el crecimiento personal, etc", detalla, sin olvidar que la "deslocalización por la implantación del trabajo no presencial abrirá otros debates: será el fin de la ejecutiva nómada".

   "Podremos elegir la ciudad donde trabajemos y formemos una vida, pese a que nuestro empleo está en otra ciudad o incluso país, lo que abre un abanico de posibilidades laborales y de enriquecimiento personal", defiende Lajara para quien "la COVID nos ha puesto ante un espejo y unos retos: la necesidad de proteger más lo que hemos avanzado laboralmente las mujeres ante una crisis". "Pero también ante oportunidades de ampliar y consolidar los últimos avances", apostilla.

LA COVID Y LA CONCILIACIÓN

   En trabajos presenciales como el de María Argentina Rodríguez, taxista de la plataforma de movilidad FREE NOW, quien lleva en el sector desde 2007, la perspectiva es diferente. Cuenta que desde el primer momento se sintió muy arropada por sus compañeros y resalta que nunca ha sufrido ningún tipo de discriminación dentro del gremio, aunque sí alguna vez por parte de algún cliente.

   "El sector del taxi me otorga la facilidad de conciliar, ya que soy mi propia jefa", afirma, por lo que anima a las mujeres a formar parte del gremio. No obstante, lamenta que, "a día de hoy, debido a la pandemia es más difícil conciliar, porque el trabajo se concentra durante las horas de días, mientras antes hacía turnos de tarde-noche".

   Otras víctimas de la Covid perdieron su empleo. Según Eurostat, España fue en 2020 el país de la UE donde más creció el paro entre las mujeres. Este es el caso de Dolores Hernández quien, después de una década en su empresa, se quedó sin trabajo meses después de incorporarse tras su baja de maternidad. En su caso, gracias a la indemnización, pondrá en marcha su propio negocio, aún por determinar, pero algo tiene claro: "Será algo que me permita criar a mi hijo".

Para leer más