Actualizado 28/06/2007 20:43 CET

La Generalitat catalana apuesta por la mediación familiar para evitar casos como el de la niña de Manresa (Barcelona)

BARCELONA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consellera de Justicia, Montserrat Tura, aseguró hoy que su departamento apuesta por la mediación familiar para resolver casos como el de la menor de Manresa (Barcelona) con fobia a su padre, porque es un proceso en el que "es menos frecuente que se produzcan fenómenos como utilizar a los niños como proyectil contra la antigua pareja".

En una entrevista a RAC1 recogida por Europa Press, Tura recordó que no hay resolución definitiva sobre la custodia de la niña de Manresa, aunque señaló que es un tema "muy complicado" y que "todos sabemos que hay procesos de separación en la que nos sale lo más mezquino".

En ese sentido, Tura destacó que Catalunya tiene "la primera ley de mediación familiar de España y la segunda de Europa", que funciona en un 60% de los casos y cuyos procesos sirven para "aproximar posiciones, no para enfrentarlas". La consellera de Justicia afirmó que el objetivo a largo plazo es modificar la ley para ampliarla a temas comunitarios y vecinales.

En relación al caso del bebé de Salou (Tarragona) hospitalizado con una fractura parietal por una presunta situación de maltrato familiar, Tura recordó que la juez instructora citó a declarar a los padres de la menor 24 horas después de recibir el primer parte de lesiones, pero que "hay gente que además de maltratar miente, y no se puede pedir que metamos en la cárcel a todo el mundo sin pruebas fehacientes, porque a lo mejor estaríamos desgraciando una familia".

Tura aseguró que el protocolo contra el maltrato infantil firmado por las instituciones implicadas tras el caso de la menor Alba "quizá nos ha ahorrado muchos problemas", pero "lo que pasa es que no se puede calcular y no es noticia". Aun así, reconoció que "no hay protocolos infalibles".

PRODUCCIÓN EN BRIANS 2.

La consellera de Justicia aseguró que mientras la población del país crezca será necesario construir cárceles, "igual que escuelas y hospitales" y apuntó que "lo raro es que no se hiciera ninguna en 16 años, por eso hemos llegado a la situación de congestión de las prisiones que tenemos ahora", subrayó.

En el caso de la recientemente estrenada prisión de Brians 2, en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona), Tura se mostró satisfecha porque es un centro que funcionará desde el principio "como una empresa externa formada por trabajadores contratados que son a la vez penitenciarios", un sistema con el que "romperemos muchos moldes", porque en Brians 2 "haremos muchas cosas diferentes".

A pesar de la mejora de las cárceles, Tura aseguró que su departamento está potenciando las medidas penales alternativas, que en Catalunya cumplen 3.500 personas en la actualidad y que se pretende que se aplican a al menos el doble cada año. Según Tura, su objetivo es luchar contra la "creencia popular" de que con penas de menos de tres años el delincuente "ni siquiera entrará en prisión" y demostrar que las penas alternativas son "más reeducadoras que ir a la cárcel".

APOYAR A ZAPATERO.

Tura subrayó que la ruptura del tripartito en el Ayuntamiento de Barcelona sólo significa que "siempre habrá posiciones matizadas" porque "nadie dijo que PSC, ERC e ICV-EUiA nos fuéramos a fusionar". "Llegar a pactos es un proceso de inteligencia y la ciudadanía es madura en esto de la democracia y la entiende", aseguró.

Por lo que se refiere a la reivindicación de un grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados, Tura explicó que es un objetivo al que el PSC no renunciará, pero que el partido "no debe equivocar el objetivo", que es "que el PP no nos gane las elecciones". Preguntada por si le gustaría que el PSOE alcanzara la mayoría absoluta, Tura respondió que "si puede ser, por una mayoría que no esté contra las cuerdas cuando haya que decidir cosas como Euskadi, el desarrollo estatutario o la España federal".