El Gobierno plantea dar visados para la búsqueda de empleo para impulsar vías de inmigración legales y seguras

Actualizado 19/02/2019 14:46:10 CET
Consuelo Rumí
CONSUELO RUMÍ - Archivo

   MADRID, 19 Feb. (EUROPA PRESS) -

La secretaria de Estado de Migraciones, Consuelo Rumí, ha afirmado este martes, 19 de febrero, que la intención del Gobierno es "propiciar el encuentro" entre la oferta y demanda laboral y, para ello, se plantea otorgar visados para la búsqueda de empleo para migrantes a los que, tras ser seleccionados en sus países de origen, se les concederá un visado que se transforma "en autorización de trabajo cuando tengan un contrato".

Durante una comparecencia en el Congreso para exponer las líneas generales en materia de inmigración, integración de los migrantes y ciudadanía española en el exterior, Rumí ha avanzado la puesta en marcha de "un proyecto piloto" con la intención de que se desarrolle en 2019.

La iniciativa pretende seleccionar en origen a los candidatos para un puesto de trabajo "en función del mejor perfil de empleabilidad" y "respondiendo a las necesidades de las empresas" y "concediendo un visado que se transforma en autorización de trabajo cuando tenga un contrato".

Otra fórmula para posibilitar el "encuentro" entre la oferta y la demanda laboral es impulsar la gestión colectiva de contratación estable en origen. Según Rumí, el objetivo es desarrollar esta vía "cuando la necesidad de mano de obra es intensa en perfiles definidos y deficitarios y las empresas tienen un tamaño suficiente". Para ejecutarla, será necesaria la cooperación con las empresas y con los países desde los que se pretende priorizar.

Por otro lado, para las pequeñas y medianas empresas que necesiten mano de obra, se procederá a la selección individual de personas, un proceso que "puede y debe contar con un acompañamiento y soporte de la administración para propiciar que se produzca el necesario encuentro entre oferta y demanda".

Durante su intervención, Rumí ha enumerado estas tres herramientas con la idea de impulsar el establecimiento de vías "de inmigración legal, ordenada y segura" en España y de "construir un marco migratorio renovado, consensuado y estable" para responder a las necesidades migratorias laborales.

"Todo lo que podamos hacer hasta que acabe la legislatura lo vamos a hacer", ha recalcado después, en respuesta a los representantes de los grupos parlamentarios. Eso sí, ha apuntado que "no es lo mismo tener dos meses que el año completo" para hacer políticas.

También ha afirmado que el Gobierno pretende impulsar la incorporación de mano de obra cualificada de otros países. "Ante la ausencia de trabajadores especializados, nuestra respuesta no puede ser que la actividad y la empresa cambien de país, sino que la empresa encuentre apoyo para desarrollar su actividad en España, que se quede aquí, que emplee aquí y que pague impuestos aquí", ha apostillado.

Rumí ha abogado por un nuevo modelo sustentado sobre una migración "regular, segura y ordenada", especialmente teniendo en cuenta que España "envejece" y tiene un "14,8% de desempleo". En este contexto, ha precisado que hay muchos puestos de trabajo "que no logran cubrirse con población autóctona"

Asimismo, ha citado varios informes de organismos internacionales para incidir en que España "necesita la llegada media de 270.000 inmigrante netos anuales de aquí a 2050". "Sabemos que el mercado laboral va a necesitar, con total seguridad, un complemento migratorio, una entrada de perfiles laborales que no se podrán cubrir con personas que están aquí", ha remarcado.

"¿Alguien duda de que si una persona que busca migrar y prosperar no elegirá, si está a su alcance, la vía legal con derechos frente a la irregular, casi siempre sometida a abusos y a riesgos que incluyen el de perder sus propias vidas?", ha sentenciado.

INMIGRACIÓN LEGAL "EN SU MAYORÍA"

Durante su intervención, la secretaria de Estado ha insistido en que la inmigración en España es legal "en su mayoría". En este punto, ha dicho que las autorizaciones iniciales a extranjeros nacionales de terceros países concedidas en 2018 superaron las 100.000. Y si se suman los certificados de registro de comunitarios o las autorizaciones de estancia por estudio, así como las autorizaciones de residencia y trabajo temporales son cerca de 300.000 las "autorizaciones para residir, trabajar, estudiar, invertir o emprender".

"Con la inmigración, la sociedad española en el año 2019 es más rica", ha dicho, al tiempo que ha criticado que algunos traten de sacar "rentabilidad electoral" a la inmigración irregular.

Así, Rumí ha declarado el impulso de los recursos destinados al Programa de Atención Humanitaria, así como el aumento de plazas de acogida. Según ha aseverado, se han reforzado los recursos para atender el incremento del número de solicitantes. También ha dicho que se está planteando establecer un "marco normativo" que garantice la distribución equitativa de los solicitantes y beneficiarios de protección internacional, así como unas condiciones de acogida "homogéneas" en todo el territorio nacional.

ESPAÑOLES EN EL EXTERIOR

Respecto a los españoles en el exterior, Rumí ha explicado que el Ejecutivo tiene el objetivo de "mantener y reforzar" las ayudas para los españoles más necesitados o vulnerables, y ha hecho especial mención a los que están en Venezuela.

También se ha referido al Plan de Retorno del Talento con el que se pretende que España "sea un país para volver". Este Plan, según ha precisado, "será una realidad si el tiempo de legislatura que queda lo permite".

Para leer más