Publicado 15/10/2021 14:16CET

Igualdad ultima la adaptación de ATENPRO y las pulseras de control a la atención de todas las violencias machistas

La ministra de Igualdad, Irene Montero, la delegada de Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell y la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez
La ministra de Igualdad, Irene Montero, la delegada de Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell y la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez - Eduardo Parra - Europa Press

   Estos servicios incluirán la atención de las víctimas de trata con fines de explotación sexual

   MADRID, 15 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ministerio de Igualdad está ultimando la ampliación del Servicio Telefónico de Atención y Protección a las víctimas de la violencia de género (Atenpro) y de las conocidas como pulseras de control para la atención de mujeres víctimas de todas las violencias machistas, como víctimas de agresiones sexuales, trata o violencia fuera de la pareja.

   Tal y como ha informado este viernes la secretaria de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, Ángela Rodríguez, los fondos europeos de recuperación y resiliencia hablan de la puesta en marcha de los centros de crisis 24 horas, para atender a víctimas de violencia sexual; pero también se ampliar las herramientas que España tiene para atender las víctimas de violencia de género a todas las formas de violencia machista.

    Así lo recoge el Convenio de Estambul, apunta Rodríguez, quien señala que esta adaptación se realizará con la ayuda de dichos fondos europeos que suponen un crecimiento de 27 millones con respecto a los presupuestos de 2021. En concreto, la lucha contra la violencia de género contará en 2022 con 76 millones.

   De este modo, Igualdad buscará adaptar Atenpro y el servicio de pulseras de control a todas las violencias, como hizo ya este año con el teléfono, whatsapp y correo electrónico del 016. Entre dichas violencias, ha destacado la secretaria de Estado, también se incluye la trata con fines de explotación sexual.

   "Esto es verdaderamente novedoso", ha indicado Rodríguez, para añadir que esto supondrá que las víctimas de violencias machistas, en "distintos procesos judiciales" podrán "utilizar estas herramientas" para "ayudarlas a que los agresores que han cometido esa violencia se mantengan alejados", en el caso de las pulseras, y en el caso de Atenpro para que mujeres víctimas de agresiones fuera del ámbito de la pareja sean atendidas de forma personalizada.

LAS PULSERAS SE AMPLIARÁN "EN PRÓXIMAS SEMANAS"

   Preguntada por los periodistas ha aclarado que en el caso de este último servicio ya se está trabajando con la Federación de Municipios y Provincias (FEMP)diseñando las nuevas condiciones. En cuanto a los dispositivos de control, la situación es ya inminente y podría estar listo en "próximas semanas".

   La adaptación de estos servicios a todas las violencias entra dentro de las partidas destinadas a la lucha contra la violencia de género y que son, tal y como ha indicado Rodríguez, el grueso de los presupuestos de Igualdad. En concreto, esta materia implica el 54% de los 525 millones del Ministerio para 2022, frente al 43% que se destina a políticas de fomento de la Igualdad y un 3% a la igualdad de trato.

   Además, la partida para la lucha contra esta lacra ha aumentado un 25% con respecto a las cuentas del año pasado, hasta situarse en torno a los 283 millones. Esta cuantía se divide en tres vías: transferencias a las autonomías de los fondos correspondientes al Pacto de Estado contra esta lacra; el propio incremento de la cuantía que recoge el pacto, que en este año es de 15% (9 millones más); más la cuantía que se añade desde el mecanismo de recuperación y resiliencia que debe usarse de forma íntegra en la lucha contra la violencia de género.

   Así, además de la adaptación de los servicios antes mencionados, el Ministerio ocupará parte de esta cuantía en trasladar a las CCAA el dinero necesario para que acaben de poner en marcha los centros de crisis 24 horas, para la atención de víctimas de violencias sexuales, que es otra de las exigencias de los fondos europeos. También se aumenta la cuantía de las ayudas para víctimas de violencia de género que recoge la ley de esta materia.

SE DUPLICA EL PGE PARA IGUALDAD DE TRATO

   Por otra parte, el departamento que dirige Montero destinará 200 millones (190 de ellos son transferencias) para la aplicación del Plan Corresponsables. En este sentido, la secretaria de Estado ha puesto en valor el acuerdo alcanzado por el Gobierno y que era una lucha del Ministerio: las CCAA podrán usar el remanente de esta partida para próximos ejercicios.

   Además, y aunque a nivel global el 3% destinado a la igualdad de trato y diversidad no sea una gran cuantía, Rodríguez ha resaltado que pasa de "no llegar a dos millones" a "pasar de los cuatro millones".

   "Son positivos", ha señalado la secretaria de Estado, quien ha también ha destacado otras partidas que, sin pertenecer al Ministerio, tienen que ver con la Igualdad y el feminismo y en las que también han participado en la negociación: como el aumento de 600 millones para dependencia, la inversión de 25 millones para la infancia o las partidas para la educación 0 a 3 años.

LO QUE SE QUEDA FUERA

   Finalmente, Rodríguez ha reconocido que se han quedado fuera temas que el Ministerio quería incluir en los PGE para 2022, como el aumento de los permisos de paternidad y maternidad, el cheque de apoyo a las familias, o la tasa morada (medidas para abaratar o facilitar los productos de higiene femenina, pañales, biberones, etc) que, ha señalado, tienen un "impacto de género muy positivo".

   Aunque lo ha definido como "una mala noticia", Rodríguez ha destacado antes los periodistas que estos PGE son "una foto de un momento determinado de la legislatura" que no va a impedir que desde su departamento vayan a seguir luchando por lograrlo.

   Aún así, ha recordado que la prestación de apoyo a la crianza o los permisos de paternidad y maternidad se incluirán en la Le ley familias que, ha apuntado, espera que llegue a tramitarse "a la mayor brevedad posible.