Actualizado 25/06/2010 13:25 CET

El investigador Luis Felipe López, Premio César Manrique de Medio Ambiente 2010 que entrega el Gobierno canario

PUERTO DEL ROSARIO (FUERTEVENTURA), 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Canarias entregó este jueves el Premio César Manrique de Medio Ambiente 2010 al biólogo Luis Felipe López Jurado por su labor de estudio y defensa de la biodiversidad, galardón que recibió durante una cita que presidió el presidente del Ejecutivo autónomo, Paulino Rivero, acompañado por consejero de Medio Ambiente y Ordenación Territorial, Domingo Berriel

En un comunicado, el Ejecutivo regional explicó que el investigador distinguido con el máximo galardón canario en materia de medio ambiente es el impulsor del plan europeo de ampliación del hábitat reproductor de la tortuga boba en la Macaronesia.

Berriel indicó durante su intervención que en 2010, que se celebra el Año Internacional de la Diversidad Biológica, el jurado del Premio César Manrique no lo tuvo difícil a la hora de elegir por unanimidad al galardonado.

"Aunque no hay premio que pueda recompensar de forma adecuada una vida entera de dedicación del Medio Ambiente, la distinción entregada a Luis Felipe López es el reconocimiento del Gobierno de Canarias a su defensa de la biodiversidad y a su brillante y fructífera carrera profesional que se inició hace ya 30 años", dijo.

Por su parte, el doctor en Biología por la Universidad Complutense de Madrid es el precursor de acciones concretas dirigidas al cuidado y conservación del medio ambiente en Canarias.

Así, el máximo responsable de este área del Gobierno de Canarias aludió a la labor investigadora del premiado desde su puesto en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, que se traduce en un alto número de artículos científicos y decenas de estudios y publicaciones, como La foca monje y las Islas Canarias o Tortugas marinas. Recuperación de poblaciones extintas.

Además, Luis Felipe López es el responsable del descubrimiento para la ciencia de una especie de rata gigante herbívora y de la tortuga gigante de Gran Canaria, así como del de la musaraña Canaria, que es el único mamífero terrestre endémico que todavía vive en el Archipiélago.

En su dilatado currículo también tiene cabida su estudio sobre los cetáceos en Canarias, en el que analiza la relación entre las maniobras militares y la muerte de estos mamíferos marinos.

A este importante trabajo dedicado a salvaguardar la rica biodiversidad canaria se suma la puesta en marcha de un importante proyecto de recuperación de la tortuga boba en las Islas, una iniciativa respaldada por el Gobierno de Canarias. Parte de este plan es la creación en Cabo Verde de un centro internacional de investigación de la biodiversidad marina.

Durante su alocución en el acto celebrado en La Oliva, Berriel anunció que está a punto de iniciarse la construcción de un albergue para investigaciones científicas en la isla de Boavista del archipiélago caboverdiano, financiado por la Comunidad Autónoma canaria, conjuntamente con fondos europeos.

Detrás de esta iniciativa de colaboración entre ambas regiones de la Macaronesia está la mano del galardonado con el Premio César Manrique 2010, que ha desarrollado, con el apoyo constante del Ejecutivo canario, un proyecto internacional de estudio y conservación de las tortugas marinas, contribuyendo además, mediante una labor importante de concienciación entre la población caboverdiana, a la reducción considerable de la caza furtiva de esta especie en esta región macaronésica.

Luis Felipe López Jurado, que ha dirigido los proyectos LIFE sobre el lagarto gigante de El Hierro, la foca monje y el delfín mular, es el encargado de materializar sobre el terreno el plan de ampliación del hábitat reproductor de la tortuga boba en la Macaronesia.

Fruto de este proyecto es el traslado desde Cabo Verde al Archipiélago de huevos de esta especie para su eclosión controlada en la playa majorera de Cofete y en el criadero de Taliarte. "Sólo en estos dos últimos años se han traído a Canarias 2.000 huevos, de los que casi un 65% ha prosperado", matizó Domingo Berriel.

Finalmente, el consejero autonómico también hizo referencia a la dirección por parte del investigador premiado del proyecto europeo LIFE para la recuperación ambiental del saladar de Jandía y a su trabajo en el plan rector de uso y gestión del Parque Natural de Corralejo.