Obama lamenta la muerte de nueve niños por un ataque aéreo de las fuerzas de la OTAN

Actualizado 03/03/2011 19:20:02 CET
POOL NEW / REUTERS

KABUL, 3 Mar. (Reuters/EP) -

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha manifestado este jueves su "profundo pesar" por la muerte de nueve niños afganos por un ataque aéreo de las fuerzas de la OTAN desplegadas en el país centroasiático.

El presidente afgano, Hamid Karzai, ha explicado en un comunicado que Obama le trasladó sus condolencias por la muerte de los nueve niños durante una videoconferencia que ambos mantuvieron ayer por la tarde.

Una portavoz de la Embajada estadounidense en Kabul ha confirmado la conversación de los dos mandatarios aunque no ha aportado más detalles sobre el contenido de la mismas.

Las bajas civiles causadas por la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) y las fuerzas afganas en operaciones contra insurgentes son una de las principales quejas de los ciudadanos afganos y han llevado a un distanciamiento del presidente afgano y su principal aliado, Estados Unidos.

En las últimas dos semanas, se han registrado al menos cuatro incidentes con víctimas civiles en la zona este del país, en los que, según el Gobierno afgano, habrían fallecido más de 80 civiles. Tanto Karzai como los parlamentarios afganos han criticado duramente estos ataques.

El jefe de las fuerzas de Estados Unidos y de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF), el general norteamericano David Petraeus, se disculpó ayer por el ataque que acabó con la vida de nueve niños el martes en la provincia de Kunar, en el este de Afganistán por disparos de helicópteros de ataque.

El segundo jefe de la ISAF, el teniente general David Rodríguez, también ha manifestado sus condolencias por lo sucedido en un mensaje de vídeo en inglés y en las dos principales lenguas afganas distribuido en formato CD por la misión de la OTAN.

"En nombre de la coalición, quiero ofrecer mis sinceras disculpas por la muerte de nueve niños en el distrito de Dara Ya Pech, en la provincia de Kunar", ha dicho el general, encargado de lidear las operaciones diarias en Afganistán.

El oficial ha asegurado que los helicópteros de ataque "identificaron lo que pensaron que eran insurgentes", matando a nueve civiles, por lo que "de inmediato" la ISAF envío un equipo de evaluación, que confirmó "lo peor", que los militares aliados habían cometido "un terrible error".

El reconocimiento de la ISAF de las víctimas civiles causadas por sus militares se ha ceñido normalmente a la publicación de comunicados en los que la misión de la OTAN subraya que los insurgentes son los responsables de la mayoría de las bajas de ciudadanos corrientes.

Las víctimas civiles en Afganistán en los primeros diez meses de 2010 aumentaron un 20 por ciento, con respecto al mismo periodo del año anterior, hasta alcanzar los 6.215 fallecidos y heridos, de los cuales más de tres cuartos habrían sido causados por la insurgencia, según datos de Naciones Unidas.

A pesar de que la mayoría fueron causada por insurgentes y talibán, las muertes causadas por los militares de la OTAN son las que más enfadan a los ciudadanos afganos.

"No es la primera vez que ellos matan a nuestro pobre e inocente pueblo, no aceptamos sus disculpas", ha asegurado un enfadado afgano residente en Kabul, Enyatulá Jan. "Ellos se disculparon en el pasado pero continúan matando a nuestra gente una y otra vez", ha añadido.

"La OTAN no puede controlar este país con bombardeos. Tenemos experiencia en 30 años de guerra. Los bombardeos no son la solución", ha subrayado, por su parte, el afgano Habibulá.