La ONU y Jordania tratan la apertura de un campamento de refugiados para los civiles sirios huidos del conflicto

Actualizado 03/07/2012 10:37:33 CET

MADRID, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

Naciones Unidas y el Gobierno de Jordania están manteniendo conversaciones en torno a la apertura de un campamento de refugiados en territorio jordano para albergar a los civiles sirios que huyen del país para escapar del conflicto, según ha informado el diario 'The Jordan Times'.

Las agencias humanitarias y el Ejecutivo están estudiando la apertura de un campamento en la zona norte de la frontera para hacer frente al flujo de refugiados que llegan al país, que asciende a unas 400 personas al día, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

"Tenemos los recursos y la capacidad, pero no tenemos las instalaciones para dar cobijo a todas estas llegadas", ha dicho el representante de ACNUR en Jordania, Andrew Harper. El campamento, que se erigiría entre las ciudades de Ramtha y Mafraq, sería un refugio temporal para los civiles en situación vulnerable, ha agregado.

Fuentes de seguridad jordanas han achacado el aumento en las llegadas registrado en los últimos días a la "saturación" en las instalaciones de tránsito. Recientemente se ha instalado un centro de tránsito en el parque Rey Abdalá II, que alcanzó su máxima capacidad en una semana.

Las instalaciones de Bashabsheh, en Ramtha, da refugio a alrededor de 1.500 sirios, tres veces por encima de su capacidad, por lo que las agencias humanitarias se han visto forzadas a trasladar a parte de los residentes a tiendas de campaña de plástico, según Naciones Unidas.

"Los que están cruzando ahora reciben comida, alojamiento y atención médica, pero la situación no es sostenible", ha advertido Harper. Así, ha asegurado que se están buscando soluciones potenciales a corto plazo para hacer frente a la avalancha de refugiados que llega al país.

Hasta el momento, Jordania ha garantizado refugio a más de 140.000 sirios desde el inicio de la represión de las protestas prodemocráticas en el país árabe, en marzo de 2011.