Actualizado 04/03/2021 19:07 CET

Organizaciones feministas rechazan la prohibición de celebrar el 8M en Madrid y seguirán luchando por salir a la calle

Archivo - Manifestación del 8M (Día Internacional de la Mujer) en Madrid a 8 de marzo de 2020
Archivo - Manifestación del 8M (Día Internacional de la Mujer) en Madrid a 8 de marzo de 2020 - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

Suscríbete a nuestro canal de Telegram para recibir más noticias como esta 

Otras comunidades como Cataluña, Valencia, Navarra o Castilla y León sí permitirán las que cumplan con las medidas sanitarias

   MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Organizaciones feministas han rechazado la decisión tomada este jueves por la Delegación de Gobierno de Madrid de prohibir "por motivos de salud pública" las convocatorias previstas para el Día Internacional de la Mujer, el 8 de marzo, y aseguran que seguirán luchando para poder reivindicarse en la calle.

   El Movimiento Feminista de Madrid, que tenía convocado un acto el lunes en la Plaza de Callao, con un aforo de 250 personas, recurrirá la decisión del Ejecutivo en la Comunidad de Madrid, una autonomía en la que, según ha señalado la portavoz de la organización, Ana Sánchez de la Coba, se celebran "continuamente y todas las semanas manifestaciones".

   Además, ha indicado, en la capital los transportes públicos van "atestados", se realizan "fiestas ilegales" o las terrazas están "llenas". Desde la organización lo consideran un "ataque directo a las mujeres".

   La Comisión 8M, organizadora de decenas de concentraciones en diferentes puntos de Madrid, también con restricción de aforo, ha recordado que "el derecho a manifestación es un derecho democrático" y ha hecho un llamamiento a las asociaciones que lo forman a seguir adelante.

UNA DECISIÓN "ANTIDEMOCRÁTICA"

   En sus redes sociales, han recordado que "durante los meses más duros" de la pandemia, las mujeres han salido "a trabajar" y a "consumir" y critican que, ahora, quieran "prohibirles salir a la calle". "El movimiento feminista estará el 8 de marzo", aseguran.

   En la misma línea se han expresado el Sindicato de Estudiantes, que había convocado para el Día Internacional de la Mujer una huelga y una concentración en la Puerta del Sol. La portavoz de esta organización, Coral Latorre, ha llamado a mantener las convocatorias realizadas frente a una decisión que considera "antidemocrática".

   También el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha criticado esta medida, que se produce, dice, mientras "los cayetanos y cayetanas, la ultraderecha y los fascistas de la Falange hacen lo que les de la gana", en referencia a otros actos celebrados en las últimas semanas.

   Mientras, la ministra de Igualdad, Irene Montero, ha acudido a unas jornadas de CC.OO, en donde ha criticado a quienes "quieren negar el derecho a la calle" a las mujeres y a quienes hacen "señalamiento" del feminismo. En su intervención se ha referido directamente a la "extrema derecha" que, a su juicio, quiere que las mujeres "vuelvan a sus casas".

PODEMOS CRITICA LA DECISIÓN

   Sí ha criticado la decisión del delegado del Gobierno uno de los portavoces de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, que cree que el "mensaje de fondo es preocupante". "Después de un año de ataques de la derecha y la ultraderecha al 8M, se cancelan las manifestaciones en Madrid. No pasó lo mismo en Vistalegre con 10.000 personas ni en la concentración falangista", ha escrito en sus redes sociales.

    Los morados aseguraron que ellos participarían "acompañando" al movimiento feminista en aquellos actos autorizados por las autoridades sanitarias, frente a PSOE, PP o Ciudadanos, que se negaron a participar este año. ERC, por su parte, ha explicado a través de su portavoz parlamentario, Gabriel Rufían, que iría a las manifestaciones autorizadas en Cataluña.

   En esta comunidad, las convocatorias que cumplan con las medidas sanitarias no corren peligro, según ha explicado la consellera de Salud de la Generalitat en funciones, Alba Vergés. La responsable de Salud ha defendido la viabilidad de los actos previstos para el 8M en la autonomía porque, dice, se están organizando "con la máxima prudencia" para incluir las medidas de prevención derivadas de la pandemia.

"NO PUEDO PROHIBIR NINGUNA CONCENTRACIÓN"

   La delegada de Gobierno en la Comunidad Valenciana, Gloria Calero, ha asegurado que, en su caso, no puede, en este momento, prohibir ninguna concentración ya que, según ha apuntado, las convocatorias que se le han notificado son "concentraciones pequeñas" en las que no consta ningún informe desfavorable ni de Sanidad ni de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

   Los colectivos feministas también podrán celebrar movilizaciones en Navarra en el Día Internacional de la Mujer, ya que todas las concentraciones comunicadas a la Delegación del Gobierno en la autonomía prevén una afluencia de menos de 500 personas, ha indicado el organismo; mientras que el Gobierno de Castilla y León tampoco "se plantea la prohibición de las manifestaciones", según el delegado Javier Izquierdo, al igual que en Murcia, donde la Delegación del Gobierno ha autorizado las cuatro manifestaciones convocadas, así como una concentración sobre ese mismo asunto y otra concentración por víctimas del coronavirus.

   Aragón también ha adelantado que acogerá diferentes movilizaciones al no prever que sean masivas, según la estimación de número de asistentes que han comunicado a la Delegación del Gobierno en la comunidad; y Extremadura celebrará la jornada con un acto institucional y diferentes acciones telemáticas de las consejerías del Ejecutivo regional.

   Desde la Delegación de Canarias, por su parte, han explicado a Europa Press que autorizarán las que tengan informe favorable de Salud Pública; mientras la Delegación del Gobierno en Baleares ha confirmado que se mantiene a la espera del informe de Salud que determinará, en función de la situación sanitaria en las Islas, el nivel de riesgo para autorizar o prohibir la solicitud de manifestación por el 8 de marzo.

Para leer más