Actualizado 26/06/2014 19:23 CET

Países donantes y en desarrollo prometen 20.900 millones para educación en 60 países a través de la Alianza Global

BRUSELAS, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

Países donantes y en vías de desarrollo han prometido más de 20.937 millones de euros (más de 28.500 millones de dólares) de fondos adicionales para garantizar el acceso a educación básica para millones de menores en más de 60 países en vías de desarrollo a través de la Alianza Global para la Educación.

La Alianza Global para la Educación ha confirmado en un comunicado que la cifra total de nuevos compromisos de fondos se eleva a "más de 28.500 millones de dólares" y supone "un resultado sin precedentes".

Todavía hay 57 millones de menores que no van a la escuela primaria en todo el mundo y 250 millones no terminan la escuela o fracasan en obtener las capacidades básicas de lectura y escritura.

La UE ha anunciado, por su parte, 375 millones de euros de nueva ayuda para la Alianza.

La UE, Suecia, Noruega, Dinamarca y Reino Unido, entre otros donantes, han prometido por su parte "más de 2.100 millones de dólares" (más de 1.542 millones de euros), que suponen un 40% más de lo que aportaron en la última conferencia de la Alianza para recabar fondos en 2011 en Copenhague, según ha informado en una nota.

La Alianza Global espera recabar un total de 3.500 millones de dólares (2.571 millones de euros) de países donantes entre 2015 y 2018.

Por su parte, 27 países en vías de desarrollo han aumentado en 26.000 millones de dólares (19.100 millones de euros) sus propios presupuestos para educación entre 2015 y 2018, es decir, un 25% más.

Organizaciones internacionales, ONG, el sector privado y varias fundaciones también han anunciado ayudas, mientras que el Banco de Desarrollo Islámico ha anunciado un préstamo de 400 millones de dólares (294 millones de euros).

La directora de la Junta de la Alianza Global para la Educación y exprimera ministra de Australia Julia Gillard ha admitido que han asegurado en la conferencia "un compromiso récord de financiación nueva para educación en los países en desarrollo en todo el mundo".

"Este resultado excepcional es un voto de confianza en el poder de la educación para mejorar la vida de millones de menores", ha defendido la australiana.

El comisario europeo de Desarrollo, Andris Piebalgs, que ha anunciado la nueva ayuda europea, ha celebrado los resultados recabados y especialmente las aportaciones de los propios países en vías de desarrollo para "ayudar a marcar la diferencia para las vidas y el futuro de millones de menores en todo el mundo".

"Es vital que continuemos trabajando juntos y aumentar nuestros esfuerzos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio y sus sustitutos después de 2015", ha recalcado, insistiendo en que la UE seguirá apoyando a la Alianza para "dar a todos los menores la oportunidad de ir a la escuela y recibir una educación de calidad, con independencia de donde vivan".

La UE y los estados miembros son los principales donantes de la Alianza, a la que han contribuido más del 75% de los 3.700 millones de dólares del fondo entre 2004 y 2013. Su ayuda ha permitido entre otros que 22 millones de niños más vayan a la escuela, incluidas 10 millones de niñas.

La ayuda europea a la Alianza entre 2004 y 2012 ha permitido que 7,7 millones de personas reciban educación y formación profesional y técnica, la matriculación de 13,7 millones de alumnos en la enseñanza primaria, la formación de 1,2 millones de maestros de primaria y la construcción o renovación de 37.000 escuelas.

A la conferencia en Bruselas para recabar fondos para la Alianza han participado, además de Gillard, numerosos ministros de Educación de países en vías de desarrollo y de la UE, así como el enviado especial de la ONU para la Educación Mundial y exprimer ministro británico, Gordon Brown, el asesor de la ONU y presidente honorario del Fondo Malala y padre de la menor paquistaní tiroteada por los talibán por ir a la escuela, Ziauddin Yousafzai, o el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.