La paralímpica Hassen-Bey: "Dicen que la ciudad es accesible pero vivimos en un Kilimanjaro cada día"

Publicado 14/07/2019 9:33:49CET
Gema Hassen-Bey ascenderá el Kilimanjaro en silla de ruedas
Gema Hassen-Bey ascenderá el Kilimanjaro en silla de ruedasCEDIDA POR GEMA HASSEN-BEY

   MADRID, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La atleta paralímpica Gema Hassen-Bey se ha propuesto el reto de ser la primera mujer en silla de ruedas que culmine el ascenso a la cima del Kilimanjaro (Tanzania), con 5.895 metros de altitud.

   "Cuando vas en silla de ruedas la sociedad te coloca un cartel que pesa mucho, a veces nos hacen creer que no podemos pero todos podemos, sobre todo con la tecnología", ha subrayado en una entrevista a Europa Press Hassen-Bey.

   En este sentido, ha destacado que no entiende "cómo el hombre está pensando en Marte" cuando a las personas con discapacidad les "cuesta ir a comprar el pan". "Dicen que la ciudad es accesible pero vivimos en un Kilimanjaro cada día. Nadie ha pensado en las personas en silla de ruedas que viven en la naturaleza", ha lamentado.

   Por ello, la deportista se fijó el reto de ascender el Kilimanjaro desarrollando una tecnología "que facilite la movilidad en esas situaciones". En su opinión, "dejar un legado para mejorar la vida de muchas personas es un proyecto ganador".

   Hassen-Bey es pionera de la esgrima paralímpica, consiguió la primera medalla de esgrima para España en los Juegos de Barcelona 92 y ha participado en cinco juegos consecutivos, portando la antorcha de los Juegos de Atenas 2004. Es licenciada en Ciencias de la Información y ha sido la primera persona en subir el Teide, la Bola del Mundo y el Monte Abantos en silla de ruedas y por su propio esfuerzo.

RESOLVER LA MOVILIDAD EN LA NIEVE, "OTRA ODISEA"

   La atleta ha asegurado que no puede fijarse una fecha aún para comenzar el ascenso porque le queda por resolver, entre otras cosas, la movilidad en silla de ruedas en una cima con nieve, algo que, en sus palabras, "va a ser otra odisea". "Cuando resolvamos la nieve y el frío ya estamos preparados para el Kilimanjaro, no puedo fijarme una fecha porque es un reto muy grande, es el reto de retos", ha dicho.

   "No hay discapacidad, sino que todos tenemos capacidades diferentes. Muchas veces nos desviamos porque creemos que no podemos", ha señalado Hassen-Bey, al tiempo que ha reconocido que su lema de vida es "si te mueves tú, el mundo se mueve contigo".

   Para ayudar a Hassen-Bey a lograr esta aventura, la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha alcanzado un acuerdo de colaboración con la atleta paralímpica. Los logros derivados del convenio serán destinados a la mejora de vida de personas con movilidad reducida y otros colectivos.

   Sobre este acuerdo, la deportista ha comentado a Europa Press que está "muy contenta" porque se van "transmitir los valores del proyecto a los alumnos de ingeniería". "Los estudiantes que quieran me van a poder ayudar, nos vamos a complementar muy bien porque hay muchas áreas en las que las distintas ingenierías me pueden ayudar. Vamos a alcanzar la cima juntos", ha asegurado.

   Para la atleta paralímpica, "una de las cosas bonitas" de este acuerdo es que muchas mujeres se puedan unir al proyecto. "Como en todas las áreas, en las ingenierías también hay desigualdad", ha lamentado.

   En este contexto, ha resaltado que, aunque las mujeres están "consiguiendo ya más resultados deportivos", todavía "no" están equiparadas. Por ello, ha apostado por "feminizar las estructuras deportivas" y por entender el deporte "como superación, colaborativo y diversidad".

   "Las chicas que hacemos deporte no queremos ser chicos, queremos hacer deporte como lo vivimos nosotras, desde la singularidad de ser mujeres. Queda mucho por hacer, mucho por equiparar, pero más difícil es subir el Kilimanjaro", ha sentenciado.

Para leer más