Actualizado 12/03/2008 21:11 CET

El Tribunal de Cuentas alerta de la incapacidad de Salvamento Marítimo para reclamar gastos por contaminación marina

El proceso contra el armador del 'Prestige' en EE.UU costó más de 7,7 millones de euros, antes de que un tribunal de NY lo desestimara

MADRID, 12 Mar. (EUROPA PRESS) -

Salvamento Marítimo (SASEMAR) no tiene capacidad para reclamar los gastos derivados de las operaciones de lucha contra la contaminación, según alerta el Tribunal de Cuentas en su informe de fiscalización para el periodo 2002-2008, aprobado por el pleno el pasado mes de febrero.

Concretamente, advierte de que los medios de los que dispone SASEMAR son "insuficientes" para llevar adecuadamente la gestión de las reclamaciones de los gastos incurridos en las operaciones de lucha contra la contaminación y en los servicios de salvamento (en el caso de bienes).

"Posiblemente, la gestión de estos ingresos (por reclamación) mejoraría si existiese en SASEMAR una unidad dotada de los recursos adecuados (asesoramiento jurídico fundamentalmente) y dedicada exclusivamente al seguimiento de la facturación y a la formulación de las correspondientes reclamaciones", asegura el texto, al que ha tenido acceso Europa Press.

Así, como consecuencia de estas reclamaciones directas de costes por operaciones de lucha contra la contaminación SASEMAR ha registrado unos ingresos de 729.000 euros entre 2003 y 2005, cuando sólo las operaciones de limpieza del 'Prestige' le ocasionaron gastos por valor de 243 millones de euros (aunque no en todos los casos los costes son reclamables).

En definitiva, el Tribunal de Cuentas concluye que hay "un nivel alto" de impagados en el caso de reclamaciones de costes en las operaciones de salvamento de bienes y, posiblemente, un "nivel más alto" en el caso de las reclamaciones de costes por operaciones de lucha contra la contaminación marina.

LOS GASTOS DEL 'PRESTIGES

Por otro lado, el informe analiza la gestión del accidente del 'Prestige', y señala que los asistencia jurídica satisfechos a un despacho de abogados estadounidense que lleva la defensa de los intereses del Estado Español en el procedimiento judicial contra los armadores-fletadores del 'Prestige', han ascendido a 7,7 millones de euros (hasta el 31 de diciembre de 2005).

Después, en otoño 2007 el tribunal de Nueva York que estudiaba el caso lo desestimó por considerar que no era competente en la materia, aunque el Ministerio de Justicia anunció que recurriría esta decisión, por lo que deberá seguir costeando los servicios jurídicos estadounidenses.

En general, el Tribunal de Cuentas concluye que los gastos realizados por SASEMAR como consecuencia del accidente del Prestige 243,2 millones de euros entre 2002 y 2005. "Las comprobaciones efectuadas han puesto de manifiesto que se cumplieron los procedimientos de control establecidos por la Empresa sin que se aprecie ninguna incidencia relevante", añade el informe.

No obstante, destaca que los gastos ocasionados por el proyecto de extracción, bombeo y confinamiento del fuel-olí remanente en el pecio del buque 'Prestigie' ascendía, a 31 de diciembre de 2005, a un total de 109 millones de euros, de los que SASEMAR abonó 99,2 millones, siendo controlado el resto por el Ministerio de Ciencia y Tecnología.