Publicado 11/03/2020 13:26CET

El 55% de los jóvenes ven el origen étnico o racial motivo de discriminación y el 54% el género, según la FAD

Estudiantes en un examen de las pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (Pevau).
Estudiantes en un examen de las pruebas de Evaluación de Bachillerato para el Acceso a la Universidad (Pevau). - UNIVERSIDAD DE MÁLAGA - Archivo

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El origen étnico o racial (55%) y la condición de género (53,7%) son, para los jóvenes, las principales causas de discriminación en España, según el 'Barómetro Juvenil 2019. Discriminación y tolerancia hacia la diversidad' de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD). Asimismo, siete de cada 10 jóvenes declaran haber sufrido algún tipo de discriminación y consideran que, como el género, la nacionalidad de origen o la etnicidad, inciden directamente en las probabilidades de sufrir discriminación.

Concretamente, la percepción de discriminación por género está significativamente más presente en las jóvenes, ya que el 61,1% de chicas tienen esta percepción frente al 45,8% chicos, 15,3 puntos porcentuales de diferencia.

Asimismo, el estudio señala que la discriminación por orientación sexual es reconocida por el 38% de los jóvenes, la discriminación por aspecto físico por el 36,9% y la discriminación por nacionalidad por el 26,4%. Otros motivos como las opiniones políticas, la discapacidad o la religión tienen menciones por debajo del 20% y solo un 12,4% considera que en España se discrimina por "ser joven".

Por otro lado, 6 de cada 10 jóvenes opinan que, en España, no se realizan los esfuerzos suficientes para luchar contra la discriminación. Un 12,2% considera que "no se hace nada en absoluto" y un 47,1% cree que "más bien no se hacen esfuerzos suficientes".

La percepción más negativa sobre los esfuerzos realizados en la lucha contra la discriminación es de las mujeres quienes, en su mayoría (52,9%), consideran que "más bien no" se realizan; mientras que un 10,3% de los jóvenes opinan que los esfuerzos son suficientes.

Un 73% de jóvenes sostiene que le gustaría vivir en una sociedad heterogéneacompuesta por personas de diferentes orígenes, culturas y religiones. Aunque vivir en una sociedad diversa es la opción mayoritaria, entre quienes abogan en mayor medida por este tipo de ciudadanía destacan las mujeres (86%), los y las jóvenes de baja religiosidad (83,7%), quienes se definen políticamente de
izquierdas (92,6%) y quienes poseen una nacionalidad distinta a la española (95,3%).

Asimismo, la mayoría de jóvenes no manifiesta incomodidad al tener
como vecinos a colectivos tradicionalmente discriminados. No obstante, son las cuestiones migratorias y étnicas las que menos aceptabilidad suscitan y generalmente ellos muestran un mayor grado de incomodidad en todos los supuestos planteados.