Dibujos animados o cómo enseñar a los niños los derechos humanos

Actualizado 15/11/2017 17:35:01 CET
Academia cine película The Cubby House Project
EUROPA PRESS

   MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

   The Cubby House Project ha lanzado una película educativa de animación, cuyo objetivo principal es enseñar a los niños el contenido de la Declaración Universal de Derechos Humanos y de los Derechos del Niño, además de tratar temas como el acoso escolar y la igualdad de género.

   La película, financiada por el Instituto de la Cinematografía y de las Artes Audiovisuales (ICAA) y por fuentes privadas españolas, ha sido presentada este miércoles 15 de noviembre en la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España, durante la jornada 'El poder educativo de la animación', en la que han participado ProFuturo, The Cubby House Project y UNICEF Comité Español, con el objetivo de que los niños conozcan sus derechos y obligaciones a través de las nuevas tecnologías.

   "Este encuentro propone unas iniciativas para profundizar en los derechos de los más jóvenes a través de la animación. La educación es un bien social, por eso apoyamos estos planes con la esperanza de que todos los niños puedan ver cumplidos sus derechos en cualquier lugar del mundo", ha señalado la presidenta de la academia, Yvonne Blake, que ha inaugurado el acto.

   Para el director de la película 'The Cubby House Project', Oscar Vega, la Declaración Universal de los Derechos Humanos es el "mejor código de convivencia que existe actualmente", ya que, a su juicio, es una "toma de posición ética universal".

   "Esta declaración es una piedra angular para el posible cambio hacia el hombre ético. Hay que construir una sociedad con niños libres, iguales, alegres y generosos, educando en principios de ciudadanía como formación troncal", ha precisado Vega.

   Por su parte, la responsable de Relaciones Institucionales de The Cubby House Project, Ana Luisa Rotta, ha destacado que para sus proyectos buscan dibujos que sean "respetuosos" y que "reflejen todas las razas y culturas". "Intentamos transmitir el conocimiento y que los niños desarrollen una vinculación emotiva, por eso usamos historias que pueden ocurrir en el día a día de cualquier niño en cualquier parte del mundo", ha dicho.

   Además de la realización del largometraje de animación, el proyecto Cubby House trabaja con instituciones y ONG como ProFuturo, aportando materiales de formación interactivos a las aulas. Igualmente, ha producido una serie de televisión de trece capítulos, en la que trabajan en "dosis más pequeñas" los Derechos Humanos; y 30 micro episodios, cada uno de un minuto y medio de duración.

   Por otro lado, The Cubby House Proyect cuenta con un videojuego educativo, realizado con el apoyo del Ministerio de Industria, en el que los niños pueden crear sus propios cortos; y con una plataforma educativa online, que proporciona acceso a su material educativo a profesores y alumnos.

FORMAR PARA UN FUTURO DE AVANCES TECNOLÓGICOS

   Durante la jornada, ProFuturo, la iniciativa socioeducativa impulsada por la Fundación Telefónica y la Fundación Bancaria 'La Caixa', ha realizado un coloquio entre el gerente de Innovación Educativa de la organización, Javier González Casado, dos trabajadoras sociales y una educadora, en el que han debatido sobre su trabajo con menores en situación de vulnerabilidad.

   "En ProFuturo queremos preparar a los niños para un futuro lleno de avances tecnológicos. La educación digital es fundamental, queremos que los niños sean ciudadanos partícipes de la sociedad", ha apuntado Marina, trabajadora social, que también ha hecho hincapié en que a través de la animación los niños pueden ver situaciones en las que se hablan de sus derechos y deberes como ciudadanos.

   En la misma línea, Sonia, docente del colegio Salesianos Estrecho de Madrid, ha explicado que a través de juegos y dinámicas trabajan los valores que "necesitan" aprender los niños. "Intentamos trabajar con ellos en pequeños grupos. Es una oportunidad poder contar con una animación que nos ayude en nuestro trabajo porque la forma de llegar a ellos a través de la animación es brutal", ha sentenciado.

   Por su parte, el presidente de UNICEF Comité Español, Carmelo Angulo, ha asegurado que los Derechos Humanos son el "mayor antídoto" contra la depredación en "todos sus sentidos" y que la Declaración de los Derechos Humanos es "quizás" el documento "más bello y poético" de la humanidad. "Es un documento de enorme trascendencia. La Declaración de Derechos Humanos no habla sólo de derechos, también de obligaciones", ha concretado.

   "La Convención de los Derechos del Niño es la razón de ser de UNICEF, porque los niños pasan por primera vez a ser sujetos de derechos", ha comentado Angulo, al tiempo que ha pedido que se deje de hablar de la infancia como futuro, ya que, a su juicio, "los niños son el presente".

   Para el presidente de UNICEF Comité Español, la educación es un "derecho fundamental" y una de las inversiones "más provechosas". "Dejemos de hablar de gasto educativo y hablemos de inversión, porque la educación es la llave de la inversión. Educación, innovación y entretenimiento se tienen que dar de la mano para ser una poderosa herramienta educativa y pedagógica", ha apuntado.

Para leer más