Publicado 16/06/2021 13:49CET

La mitad de los niños y niñas de España viven en Ciudades Amigas de la Infancia

Archivo - Una niña con mascarilla en la playa.
Archivo - Una niña con mascarilla en la playa. - M. Dylan - Europa Press - Archivo

   MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El 50% de niños, niñas y adolescentes de España viven en una Ciudad Amiga de la Infancia, una red a la que se acaban de incorporar 73 nuevas entidades locales y que busca posicionar el bienestar de los menores en el centro de la acción local y escucharles a través de más de 400 órganos de participación.

   Además, otras 72 entidades locales han renovado su reconocimiento como ciudad amiga de la infancia por cuatro años más, según ha informado la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). En la actualidad, la iniciativa cuenta con 342 entidades locales reconocidas.

   Así se decidió este martes en una reunión de la Secretaría Permanente de la Iniciativa Ciudades Amigas de la Infancia, conformada por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, la FEMP, el Instituto Universitario de 'Necesidades y Derechos de la Infancia y la Adolescencia' y UNICEF España, para decidir sobre las candidaturas presentadas por entidades locales de todo el Estado a la IX Convocatoria de Reconocimiento de Ciudades Amigas de la Infancia.

   Las ciudades amigas de la infancia se comprometen a mejorar sus políticas públicas desde un enfoque de los derechos de la infancia, equidad, participación y rendición de cuentas; y a reconocer el protagonismo de los niños y niñas en la agenda política, fomentando los espacios de participación infantil y adolescente.

   Según precisa la FEMP, cerca de 15.000 propuestas han sido llevadas a cabo por las entidades que se presentaron a esta Convocatoria de Reconocimiento de Ciudades Amigas de la Infancia, en temáticas tan diversas como lucha contra la violencia de género, bullying o mejora de parques.

   Con las nuevas incorporaciones, la iniciativa cuenta con 427 órganos de participación infantil y adolescente donde más de 28.000 niños y niñas, de entre 6 y 17 años, participan activamente.

   Este es el punto de partida para que las entidades locales dediquen los cuatro años siguientes, periodo de vigencia del reconocimiento, a poner en marcha las acciones previstas en su Plan de Infancia y Adolescencia, a escuchar a los menores en sus consejos locales de infancia, a destinar recursos y tejer alianzas, para obtener resultados que serán reportados a los dos años.