9 de abril de 2020
 
Actualizado 28/11/2019 15:31:30 +00:00 CET

El teléfono contra el acoso escolar deja huella en el móvil y el personal de ANAR recomienda borrarlo

Una persona llama al teléfono del acoso escolar
Una persona llama al teléfono del acoso escolar - EUROPA PRESS

   El Ministerio de Educación va a convocar a las compañías fabricantes de móviles para eliminar el registro, como ocurrió con el 016

   MADRID, 28 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El teléfono contra el acoso escolar 900 018 018 del Ministerio de Educación, gestionado desde el año pasado por la Fundación ANAR, no deja huella en la factura pero sí en el terminal móvil, como ocurría con el teléfono contra la violencia de género 016. Según ha explicado a Europa Press la directora del teléfono ANAR, Diana Díaz, los psicólogos que atienden las llamadas advierten a los menores de que deben borrar el teléfono del registro de llamadas de su móvil.

   "En relación al registro que puede dejar en el terminal móvil, para poder garantizar que no aparezca el número en el registro de llamadas, sería necesario que todas las empresas fabricantes accedieran a programar todos sus modelos", ha explicado Diana Díaz.

   Así, ha precisado la dificultad de garantizar "el cien por cien del borrado automático en todos los modelos de teléfono" y, por ello, ha indicado que los profesionales (psicólogos y orientadores) que atienden las llamadas de los menores que sufren bullying, informan al niño o niña, antes de terminar la comunicación y "siguiendo el protocolo", de que deben proceder al borrado manual de su registro de llamadas.

   "Así se evita que pueda ser reconocido por un tercero o se pueda exponer a algún tipo de riesgo. Por protocolo, entendemos que es importante, ante llamadas graves, ante situaciones de violencia, que en un momento dado ese registro se pueda eliminar manualmente, por eso lo decimos, porque así disminuimos el posible riesgo en una situación de violencia, por si acaso, para minimizar riesgos", ha explicado.

   Si bien, la directora del Teléfono ANAR ha puntualizado que en temas de acoso escolar "no es muy factible" que un acosador vaya a mirar el registro de llamadas del menor que sufre el acoso pero dan esa pauta "para mayor tranquilidad". "Hay que transmitir una tranquilidad absoluta, nunca hemos tenido ninguna inconveniencia o reclamo en los llamantes", ha comentado.

   En cualquier caso, Diana Díaz ha informado de que el Ministerio de Educación y Formación Profesional está trabajando en el análisis de esta situación y que convocará a las principales compañías fabricantes de telefonía móvil "con el objetivo de implementar de manera automática el borrado". Fuentes de este departamento se han limitado a señalar que están trabajando en este tema.

   Esta misma situación ocurrió ya en 2017 con el teléfono contra la violencia de género 016, cuando la entonces Defensora del Pueblo Soledad Becerril, advirtió del rastro que dejaba la llamada en los terminales. Ante este aviso, la empresa BQ desarrolló una solución para que la llamada al 016 no dejara huella en sus terminales y el Ministerio de Sanidad convocó a Huawei, Nokia, BQ, Samsung y LG, que se comprometieron a encontrar una solución.

   Fuentes de BQ han precisado a Europa Press que por el momento no les han trasladado la necesidad de desarrollar una solución para el teléfono contra el acoso escolar y que, como empresa, su función es estar "al servicio de las instituciones expertas". En todo caso, aseguran que los cambios en el código que habría que hacer para eliminar el rastro de la llamada serían "idénticos" a los del 016.

   Una vez realizadas estas modificaciones, indican que se desplegaría una nueva versión de firmware que se lanza por actualización OTA a los smartphones. Como hicieron en el caso del 016, aseguran que estarían dispuestos a liberarlo para cualquier otro fabricante.